Inicio » Actualidad Benidorm » Valencia contra la prensa Británica, Benidorm resiste

Valencia contra la prensa Británica, Benidorm resiste

La prensa británica, incluso la más alejada del concepto «tabloide», le ha cogido el gusto en los últimos meses a arremeter contra España. Sin embargo, la Comunidad Valenciana -y especialmente uno de sus activos más conocidos y apreciados en el Reino Unido, Benidorm-, saben de sobra lo que es enfrentarse a campañas de desprestigio tan ruidosas como, las más de las veces, injustificadas.

El último ejemplo se ha producido esta misma semana, con la emisión en la «BBC» de un reportaje sobre el «despilfarro» en la Comunidad Valenciana (aunque centrado eminentemente en Valencia), a cargo de su estrella Paul Mason. La cadena pública británica reservó al reportaje contra la Comunidad su «prime time». Pero las oleadas de campañas contra la región en el Reino Unido comenzaron hace ya varios años.

Una de las más duras se registró en 2008, a cuenta del urbanismo y la Ley de Costas. Preocupados por la afección que los deslindes ordenados por la exministra Cristina Narbona, el «Daily Telegraph», «The Independent» y «The Guardian» publicaron en un breve lapso de tiempo reportajes en los que arremetían contra administraciones y promotoras. «Sueños que se derrumban al sol», titulaba el «Telegraph» el 27 de marzo.

Fijación con Benidorm

La prensa británica también se suele hacer amplio eco, en muchas ocasiones con un tinte «amarillista», de la crónica negra que afecta a los súbditos del Reino Unido. Así sucedió cuando tres turistas fallecieron como consecuencia de un brote de legionela en un hotel de Calpe el pasado febrero. La «BBC», «The Guardian» o «The Sun» dedicaron amplios reportajes al asunto.

Más estrafalaria fue su cobertura de la supuesta «maldición de Benidorm». Seis amigos británicos que supuestamente morían uno por uno tras regresar de la ciudad de los rascacielos en septiembre de 2010. En realidad, no habían sido seis sino cuatro. Y solo uno falleció al regreso del viaje. Por causas naturales.

Benidorm, curiosamente, ha sido blanco habitual de la prensa británica. El último ejemplo, el pasado agosto, cuando varios rotativos daban al modelo turístico de la ciudad por acabado. «Muchos extranjeros huyen de una ciudad endeudada. Y los que se quedan planean su escape». La cita es del «The Sun». Y sin embargo, Benidorm batió a Londres en ocupación en plenos Juegos Olímpicos.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *