Una red de chiringuitos financieros estafó desde Benidorm en cuatro países

Una red de chiringuitos financieros que acaba de ser desmantelada en Benidorm (Alicante) por la Policía Nacional estafó presuntamente, al menos, unos 300.000 euros a particulares de Alemania, Austria, Eslovenia y Holanda desde 2007.

Según un comunicado del Cuerpo Nacional de Policía, ocho personas han sido detenidas, la mitad entre Benidorm y la cercana Dénia, y el resto entre Austria, Alemania y Eslovenia.

Esta trama actuaba bajo el esquema conocido como «boiler-room», que consiste en un complejo entramado de sociedades y personas ficticias dedicadas a captar dinero de las víctimas a través de ofertas de productos de inversión atractivos pero inexistentes.

Los fondos captados mediante este engaño eran ingresados en cuentas bancarias abiertas en España por la organización.

La investigación se inició a partir del requerimiento de un Juzgado de Benidorm para la identificación de los autores de un fraude sufrido por una ciudadana austríaca.

Los agentes descubrieron más perjudicados que, supuestamente, habían sido engañados por el mismo procedimiento, y se determinó que la red se había dedicado a esta actividad ilícita desde 2007.

Los estafados eran captados en los cuatro países centroeuropeos y su dinero era ingresado en un primer momento en cuentas españolas a nombre de mercantiles controladas por los arrestados para, inmediatamente después, ser extraídas o transferidas a otras, también ligadas a la organización.

La Policía no descarta localizar a nuevas víctimas de la estafa ya que se estima que el fraude podría elevarse hasta los 10 millones de euros.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) Central perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con las comisarías locales de Benidorm y Denia.

Fuente: El País