Inicio » Actualidad Benidorm » El PP de Benidorm propone un plan de austeridad contra el

El PP de Benidorm propone un plan de austeridad contra el

El portavoz municipal del PP, Antonio Pérez ha afirmado que «más allá de aspectos generales hoy también toca poner el acento y alertar acerca de la incertidumbre en la que están viviendo más de 700 familias que dependen de las empresas concesionarias que trabajan para el Ayuntamiento y que desde hace tiempo no saben si podrán cobrar a final de mes”.

El dato de las familias afectadas por los impagos continuados a las adjudicatarias, ha sido desvelado esta mañana el concejal en el curso de una rueda de prensa en la que ha instado a Agustín Navarro a poner en marcha un ambicioso plan de austeridad de cuatro medidas “para abandonar el despilfarro y retomar la senda
del rigor y la responsabilidad”, señaló.

La primera de esas medidas sería la de diseñar un nuevo plan de saneamiento para racionalizar el gasto corriente a cuatro años vista con el objetivo mejorar la aplicación de los fondos municipales. En segundo lugar, fijar un calendario de pagos con todas y cada una de las empresas, entidades y colectivos que sostienen con su trabajo, vía concesión u otros, los servicios básicos de nuestra ciudad en todos los ámbitos: seguridad, limpieza, asistencial, servicios, social y educativo.

En tercer lugar, abrir de forma urgente una ronda de contactos para renegociar todas las contratas existentes de una forma real y transparente. El Partido Popular propone, por último, un recorte drástico de los gastos burocráticos, de representación, así como de publicidad institucional, suprimiendo todas aquellas actuaciones que no se consideren imprescindibles.

Antonio Pérez señaló que estas medidas hay que aplicarlas de forma inmediata. “No hay tiempo que perder y no podemos dejar pasar ni un día más,-dijo-. Esas 700 familias, la inmensa mayoría de Benidorm, a las que hay que agradecer la entrega y dedicación con la que prestan su servicio al Ayuntamiento, no pueden seguir viviendo con la incertidumbre de si cobrarán a final de mes, o de si su salario va a depender de la capacidad que tengan sus empresas de alzar más o menos la voz para cobrar lo que por contrato Navarro tiene la obligación de pagar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *