Nueva zona azul en Benidorm, en más de 40 calles !

El Grupo Municipal del Partido Popular ha vuelto a exigir esta mañana “luz y taquígrafos” para que el gobierno de Agustín Navarro y Gema Amor explique a los ciudadanos, el pacto secreto que ha alcanzado con la concesionaria de la Zona Azul para permitirle que implante la ORA en nuevas calles, a cambio de retirarse de la demanda en las que Agustín Navarro y José Bañuls están imputados por un presunto delito de prevaricación continuada. Este último extremo ya lo hizo público la empresa el pasado 16 de abril, y ahora el gobierno de Navarro y Amor está tratando de justificar la ampliación de la ORA en diversas zonas de Benidorm.

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Antonio Pérez, resumió lo que está pasando en Benidorm con la Zona Azul desde que Navarro es alcalde, con una frase de Groucho Marx que ilustra el proceso iniciado en 2010 por Agustín Navarro y José Bañuls, en contra de la adjudicataria y también del interés general de los vecinos de Benidorm. “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

Esta definición refleja lo que se hizo entonces “y lo que sigue haciendo ahora este gobierno capitaneado por Gema Amor,-precisó Antonio Pérez-, en contra también del interés general de los vecinos y ahora a favor de la adjudicataria. Si en 2010, Navarro y Bañuls crearon el problema y, haciendo un diagnóstico falso, se empeñaron en aplicar un remedio equivocado, hoy, Navarro y Amor, con la necesaria asesoría de Bañuls, tratan de aplicarnos de nuevo a todos los benidormenses un remedio equivocado para el interés general. El único objetivo de todo ese proceso,-agregó-, es resolver el problema creado por ellos con la adjudicataria”.

El portavoz municipal del Partido Popular recordó que “los vecinos de Benidorm todavía no han podido beneficiarse de las rebajas en las tarifas de la ORA, aprobadas hace ya más de 2 años, o la rebaja que desde entonces debería estar suponiendo al bolsillo de los ciudadanos la tarjeta de Residente aprobadas también en Pleno”. El PP apoyó la creación de la tarjeta residente siempre que fuera para aparcar con ella en las calles con Zona Azul, pero no para que  la tarjeta de residente fuera la excusa para convertir calles de libre estacionamiento (calles blancas) en “zona de residente”, “un eufemismo,-dijo-, para que los vecinos que no pagan, paguen”.

Antonio Pérez declaró que en los últimos días se están confirmando las denuncias que ha venido haciendo el PP respecto a la ampliación de la Zona Azul y que están siendo confirmadas por las medidas que se están anunciando en materia de movilidad “y que no son más que cortinas de humo para justificar la ampliación de la Zona Azul que se viene denunciando”.

En este sentido recordó que “el Partido Popular ya denunció el 4 de abril que Navarro y Amor iban a imponer la Zona Azul en la Cala, y se han inventado un carril bici como excusa para ampliar la Zona Azul en ese barrio”. Y no es lo único que ha sido posteriormente confirmado por los hechos. El PP también dijo que Navarro y Amor habían pactado con la empresa poner fin a las cuestiones litigiosas y que eso era lo que encerraba el pacto, aún hoy, oculto, y el 16 de abril se hizo público que la empresa se había retirado de la querella por presunta prevaricación continuada que imputa a Navarro y Bañuls. El día 15 de mayo el PP dijo que se iba a ampliar el transporte urbano a L’Aigüera y Ruzafa, un extremo confirmado con la puesta en marcha de la línea el día 20 de mayo y la declaración de la delegada de Movilidad reconociendo la denuncia del PP.

El portavoz municipal del PP agregó que “ayer nos encontramos con una nueva noticia, en la que el gobierno de Navarro y Amor vuelven a falsear la realidad, provocando con medias verdades titulares engañosos, y anunciando que el Ayuntamiento sólo aplicará en el centro la tarjeta de residente para la Zona Azul”. Destacaba la noticia que la zona afectada es la comprendida entre Jaime I,  calle Ruzafa y Parque de Elche.

Antonio Pérez explicó que en la actualidad sólo hay Zona Azul en un total de 9 avenidas y calles: Los Almendros y Ruzafa y las calles Marqués de Comillas, Marte, Venus, Pino, Carrasco, Ruzafa y Antonio Ramos Carratalá; y otras 3 calles donde está implantada parcialmente como son: Limones (tramo comprendido entre C/Maravall y Tomás Ortuño), Tomás Ortuño (tramo comprendido entre C/Limones y Marte/Venus) y Maravall (tramo comprendido entre C/Marqués de Comillas y Alcalde José Such Ortega). En total, y a fecha de hoy, no más de 300 aparcamientos de Zona Azul actual, únicas plazas en la que se podría imponer por acuerdo plenario la tarjeta de Residente.

“Con lo anunciado ayer por la Concejala de Movilidad,-alertó Antonio Pérez-, se abre la puerta para que el Ayuntamiento cumpla otro de los compromisos pactados de forma oculta, al menos hasta hoy, respecto a la aplicación de esa tarjeta”. El edil explicó que el truco radica en pasar zonas de aparcamiento libre (Zona Blanca), a Zona Azul o de residentes y con el eufemismo de “la zona centro de Benidorm” se esconde la posibilidad de rotular y hacer pagar a los residentes por aparcar donde hoy no lo hacen.

Estas calles o avenidas serán: Avda. Jaime I, Calles Tordo, Rocas, Mercurio, Plutón, Verge de la Mercé y Plaza l’infant, Calle Maravall, Avda. de l’Aigüera, C/Herrerías, resto de Tomás Ortuño, Mercat, La Garita, Apolo XI, San José Artesano, Ondulada, Sta. Cristina, San Ramón, Sant Marc, Los Arcos, Sant Andreu, Tulipanes, Jazmín, Plaza de España, Puig Campana, Sacerdote Tomás García Sempere, L’Almadrava, Roldán, Rosal, Amanecer, el Vent, Pescadors, La Luz o la Costera del Barco. “En total,-dijo-,  cerca de 40 calles donde hoy el vecino aparca y donde Navarro y Amor han pactado poner Zona Azul, con tal de que la empresa gane más dinero y les libere de posibles responsabilidades penales”. Da igual la fórmula que apliquen: o bien con reducción de tarifas y horas con algo de rotación, o bien pagando un euro por hacerlo, “pero en cualquier caso-añadió-, no dejará de ser un tocomocho pues hoy no se paga ni un céntimo de euro por aparcar en ellas”.

El edil concluyó pidiendo a Gema Amor y Agustín Navarro, que saquen ya el pacto oculto, que dejen a un lado su posible situación judicial para defender el interés general. “Que digan la verdad,-agregó-, y que si como recogieron el día 14 de abril, tras la denuncia del PP, desde el gabinete de Navarro se niega cualquier acuerdo secreto con la mercantil, que digan a qué obedece esta implantación acelerada y masiva de Zona Azul en Benidorm en estos difíciles momentos para tantas y tantas familias vecinas de Benidorm”.

Fuente