Inicio » Actualidad Benidorm » Navarro pide que no se use a los trabajadores como moneda de cambio

Navarro pide que no se use a los trabajadores como moneda de cambio

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, ha pedido a aquellas empresas que trabajan con el ayuntamiento y «puedan», que «aguanten el tirón» y no usen a sus trabajadores como medida de «presión» para cobrar de la administración local. En rueda de prensa, Navarro ha apelado hoy a esta responsabilidad ante la situación económica que arrastra el Ayuntamiento y ha recalcado que sus palabras no van dirigidas a aquellas empresas que verdaderamente «no pueden pagar» los salarios ni a los trabajadores «que no cobran sus nóminas».

Agustín NAvarro

El alcalde ha señalado que pese a los mensajes de «alarma» lanzados por el PP que buscan trasladar una sensación «de caos», «no se van a suspender servicios» por la deuda contraída con proveedores y concesionarias. Tras garantizar la prestación de servicios, no ha descartado que puntualmente puedan darse «paradas transitorias» de varios días algunos de ellos, pero en ningún caso su suspensión.

Navarro ha reclamado «sensatez» y «solidaridad» a los grupos de la oposición, «fundamentalmente al PP» y a las empresas, y se ha mostrado convencido de que Benidorm «tirará hacia adelante» porque el Ayuntamiento «está preparado» al igual que el tejido empresarial.

El alcalde ha indicado que «no es justo» que algunas empresas con capacidad económica «se suban al carro de la crisis» y utilicen a sus trabajadores como arma arrojadiza para cobrar del Ayuntamiento, cuando en épocas anteriores y de bonanza municipal «no lo hacían». Por su parte, la edil de Hacienda, Natalia Guijarro, ha insistido en que «el único servicio que ha dejado de prestarse» durante «cuatro días» ha sido el de envíos postales. Guijarro ha recalcado que «las nóminas» de los trabajadores municipales «están garantizadas», al igual que «el pago a los bancos» para la devolución de los préstamos suscritos.

A preguntas de los periodistas, la edil ha indicado que la deuda bancaria se sitúa en torno a los 94 millones de euros y que los préstamos «a largo plazo» no suponen un problema al Ayuntamiento puesto que se negociaron «a bajo interés». Según Guijarro, «más problemas» está ocasionando la devolución en cinco años del crédito de 29 millones de euros solicitado en el año 2009 -todavía bajo gobierno del PP- para pagar a proveedores. La responsable de Hacienda ha detallado que la deuda «reconocida» con proveedores se sitúa en torno a los 55 millones de euros.

Guijarro ha incidido en el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento para rebajar deuda con proveedores y mantener servicios, «algo que no puede decir» todas las administraciones locales. En este sentido, ha subrayado que en 2011 se ha pagado «once millones de euros» a la concesionaria de la recogida de basura y «2,5 millones de euros» a la empresa suministradora de luz eléctrica.»Con muy poco este gobierno está haciendo más de lo que hacía el PP con mucho», ha añadido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *