Navarro se enfrenta a la obligación de devolver 400.000 euros

El equipo de gobierno tránsfuga que dirigió el Ayuntamiento de Benidorm entre el 22 de septiembre de 2009 y el 22 de mayo de 2011, cuando se celebraron las elecciones municipales, podría verse obligado a devolver más de 400.000 euros a las arcas municipales. La sentencia del juzgado de lo Contencioso número 2 de Alicante, que considera irregular el sobresueldo que percibió el tránsfuga de Denia Juan Collado (exconcejal del PSOE), sienta precedente y abre las puertas a exigir la devolución del importe.

La sentencia, consecuencia de un proceso instado por la Subdelegación del Gobierno de Alicante —durante el mandato del PSOE—, se dictó la semana pasada, una vez que el Tribunal Constitucional validó, a consulta del magistrado alicantino, el artículo de la Ley de Régimen Local que impide a un concejal no adscrito cobrar más que cuando pertenecía al grupo político que dejó.

El fallo no obliga a la devolución del importe cobrado de más por Collado, que facilitó en julio de 2008 el acceso de la popular Ana Kringe a la Alcaldía de Denia, pero abre las puertas a que se inste dicha devolución. Una circunstancia que es extrapolable a la moción de censura de Benidorm.

Veinte meses

En Benidorm, el sobresueldo cobrado entre el alcalde, Agustín Navarro, los once concejales socialistas que le acompañaron en su baja del PSOE —incluida la madre de Leire Pajín, Maite Iraola— y el tránsfuga del PP José Bañuls supera ampliamente los 400.000 euros, según fuentes populares. Sin contar los cinco cargos de confianza que vieron mejoradas sus retribuciones tras la moción.

Agustín Navarro pasó de cobrar 1.700 euros en la oposición a algo más de 4.000 euros al mes como alcalde. Mientras, los once ediles exsocialistas pasaron a cobrar 1.000 euros más al mes, de 1.700 a 2.700 euros. A ellos hay que sumar el sueldo del expopular José Bañuls, y el de los cinco cargos de confianza del PSOE que pasaron de percibir 1.200 a 2.500 euros.

Así, las cantidades extra percibidas por los doce exsocialistas y el expopular a lo largo de los veinte meses que estuvieron al frente del Consistorio, hasta las últimas elecciones locales, arroja una diferencia de más de 400.000 euros, incluidas las dietas que percibieron por su condición de miembros del gobierno local.

Sentencias contradictorias

En el caso de Benidorm, ya existe una sentencia similar a la de Denia, firmada por el titular del juzgado de lo Contencioso número 3 de Alicante, a instancias del grupo municipal popular. En el fallo, publicado en noviembre de 2011, el juez consideraba ilegales los decretos de Navarro respecto al reparto de competencias y sueldos, dado que el alcalde y su equipo habían visto mejorados sus derechos políticos y económicos después de convertirse en ediles no adscritos. Precisamente, lo que impide la Ley de Régimen Local.

En cambio, el pasado marzo, el juzgado de lo Contencioso número 2 de Alicante —el mismo que considera ilegal el sueldo del tránsfuga de Denia— validaba los acuerdos del gobierno tránsfuga en respuesta a un recurso del Consell, en la misma línea que el del grupo municipal del PP.

La sentencia del juzgado número 2 respecto a Denia, no obstante, se produce tras un pronunciamiento del Tribunal Constitucional, por lo que sienta precedente. Fuentes populares señalaron que su partido estudiará instar la devolución del sobresueldo una vez que termine el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *