Inicio » Política en Benidorm » Navarro asegura que es imposible que PP y liberales se pongan de acuerdo

Navarro asegura que es imposible que PP y liberales se pongan de acuerdo

El PSOE de Benidorm lleva diez meses gobernando en minoría. En todo este tiempo, una de las situaciones más complicadas ha sido el rechazo por parte de la oposición a un plan de ajuste que permita pagar en diez años la deuda con proveedores. Agustín Navarro asegura no tener tiempo para pensar en una moción de censura que le arrebate la Alcaldía y califica de irresponsable la actitud de PP y liberales por votar en contra.

 

-¿Pensaba hace diez meses que la situación actual sería así de complicada?
-Sí. Cuando hice la investidura pensaba en llegar a acuerdos puntuales, que era muy complicado un pacto de gobierno con cualquiera, aunque quizá un poco más fácil con los liberales, pero sabía que la situación política iba a ser así.
-¿Está roto su ‘noviazgo político’ con Gema Amor?
-No se ha roto en el sentido de que los acuerdos económicos que nosotros pactamos para sacar adelante el Ayuntamiento, más lento o más rápido, se están aplicando. Por tanto, el noviazgo, ahora por ahora, está ahí. No hay una relación o pacto roto sino un acuerdo en temas económicos que se está sacando adelante.
-Pero ella no les apoyó con el plan de ajuste.
-Creo que es un error político de los liberales, no de ella sola. Una irresponsabilidad total que demuestra que pone los intereses partidistas por delante de los de la ciudad.
-¿La irresponsabilidad también es del otro partido de la oposición?
-Por supuesto, de los dos. En el mismo grado y el mismo porcentaje, porque el PP ha gobernado y Amor y Miguel Llorca también, por tanto saben lo que es un gobierno y las complicaciones económicas. Razón de más para haberse abstenido o haber apoyado el plan.
-¿En qué situación económica deja la no aprobación del plan de ajuste al Ayuntamiento?
-Depende de las posibles gestiones que podamos hacer en la cita que le hemos pedido al ministro Cristobal Montoro en Madrid. Aprobado o no el plan, el tema era complicado. La diferencia es que si las gestiones nos permiten pagar en 10 años, pues la ciudad lo notará menos porque supondrá no recortar muchos servicios, poder pagar bien, etc. Si al final aplican la medida que se tiene que aplicar al no aprobarlo y hay que pagarlo en tres, habrá que recortar servicios de la ciudad y tendremos apuros para pagar en ese tiempo. Habrá muchas cosas que no podremos hacer.
-¿Ha pensado ya en esos recortes?
-Los primeros es subir precios. Se está pagando, por ejemplo, en las escuelas infantiles un precio que no cubre el servicio, igual que en deporte u otras cosas. No hay otro remedio. Las tasas hay que subirles como mínimo el IPC. A ver qué hace la oposición cuando llevemos esto a pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *