Inicio » Actualidad Benidorm » Las farmacias del centro de Benidorm disparan la venta de medicamentos para la resaca

Las farmacias del centro de Benidorm disparan la venta de medicamentos para la resaca

La vitamina se une a la fiesta. Mientras los bares y restaurantes del centro de Benidorm tienen sus mesas atestadas de gente y sus cámaras abarrotadas de género y los comercios asiáticos han hecho «el noviembre» vendiendo pelucas, gafas y complementos de lo más variopinto, las farmacias de Benidorm, como cada año, organizan pedidos especiales durante estas fechas, en las que se disparan las ventas de los medicamentos que ayudan a sobrevivir a la resaca y a otros pequeños males derivados de seis días seguidos de fiesta, de mucha bebida, mucha comida, mucho baile y poca cama.

El producto estrella es la vitamina B12, ya que, entre sus propiedades está la de ayudar a metabolizar el alcohol. «Las ventas se notan muchísimo porque normalmente sale una caja al mes y durante las fiestas vendemos hasta quince cajas», informó la dependienta de una de las farmacias del centro de Benidorm.
Pero no es lo único, las ventas de antiácidos y de protectores de estómago también se multiplican hasta un 30 por ciento, así como las de comprimidos de ibuprofeno, paracetamol y otros analgésicos, para aliviar dolores matutinos de cabeza o dar un empujón a la musculatura del cuerpo.

A estas alturas de Fiestas, y con la bajada de las temperaturas nocturnas tampoco hay muchos festeros que conserven la voz. Otro de los productos que más se comercializan son las pastillas y los caramelos para la garganta. «La gente se pone afónica de beber, de gritar en los conciertos y del frío», indicaron en otra botica.

El cansancio hace mella en el físico pero no en las ganas de fiesta y es que el ambiente nocturno en las peñas está siendo este año especialmente animado y multitudinario. Para contribuir a ello, los festeros se hacen con todo tipo de objetos y complementos, entre ellos biberones, chupetes y otros artículos de bebé. «Las peñas vienen y se llevan los biberones para luego rellenarlos de bebida o compran chupetes como algo gracioso y siempre vendemos un poquito más de esas cosas durante estos días»,  indicó el empleado de otra farmacia del centro de Benidorm.

Y aunque la gente está animada, la mayoría de los farmacéuticos coincide en que las ventas de preservativos aumentan pero no de una forma espectacular. «Es igual que con el ibuprofeno, los profilácticos se venden todo el año y es más difícil saber si se han vendido más por la fiesta», indicó una farmacéutica.

Eso sí, la píldora del día después se dispara. «Cuando hemos estado de guardia durante las Fiestas sí que hemos vendido muchas píldoras del día después, se nota porque si normalmente vendemos una o dos al mes, a lo mejor vendemos cuatro o cinco en un solo día». Los boticarios apuestan por la precaución y todos coinciden en recomendar a los festeros, «muy especialmente a los más jóvenes» que tengan «prevención ante todo».

Fuente: Diario información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *