Inicio » Sucesos Benidorm » La Policía Nacional desarticula en Benidorm a un grupo criminal dedicado a sustraer teléfonos móviles
La Policía Nacional desarticula en Benidorm a un grupo criminal dedicado a sustraer teléfonos móviles 1

La Policía Nacional desarticula en Benidorm a un grupo criminal dedicado a sustraer teléfonos móviles

Los miembros de la organización viajaban desde Madrid hasta Benidorm para llevar a cabo los ilícitos. Tenían las tareas perfectamente diferenciadas, mientras unos sustraían los terminales aprovechando la aglomeración de personas, otros se encargaban de ocultar y custodiar los teléfonos sustraídos para darles posteriormente salida en el mercado ilícito

Agentes de Policía Nacional han desarticulado en Benidorm un grupo criminal dedicado a sustraer de manera masiva teléfonos móviles de alta gama en las principales zonas de ocio nocturno de esa localidad. Fruto del operativo, los agentes han recuperado un total de 74 terminales y han detenido a los cuatro presuntos integrantes, quienes han ingresado en prisión por estos hechos.

Los investigadores procedieron al análisis de las denuncias interpuestas en la Comisaría de Benidorm, y observaron un aumento de los hurtos ocurridos en diferentes locales de las principales zonas de ocio nocturno. El modus operandi utilizado era siempre similar y coincidente en todos los hechos denunciados. Aprovechaban el descuido y distracción de los clientes, en el interior de diferentes locales de ocio, así como la aglomeración de personas que caracteriza a Benidorm en época estival.

Los efectos sustraídos, generalmente, eran siempre los mismos. Además, el modus operandi evidenciaba una elección previa, por parte de los presuntos autores, que únicamente sustraían, del interior de los bolsos que portaban las víctimas, terminales móviles de alta gama o dinero en efectivo.

Reparto de funciones

Los integrantes del entramado tenían repartidas sus funciones y seguían un mismo modus operandi para llevar a cabo los ilícitos. Generalmente, dos miembros accedían al local, elegido previamente por sus características y aglomeración de personas, y sustraían los móviles que portaban las víctimas, habitualmente en bolsos.

Una vez lograban el botín, sin que los perjudicados se hubiesen percatado, facilitaban las pertenencias sustraídas a un tercero, que también se encontraba en el interior del establecimiento, para que las sacara fuera del local de ocio sin levantar sospechas.

Sería otro miembro del grupo quien se encargaría de las labores de almacenamiento, ocultación y custodia de los efectos sustraídos para, posteriormente, darles salida en el mercado ilícito.

Fruto de las pesquisas practicadas, los investigadores lograron identificar a los cuatro integrantes del grupo criminal, averiguando que los mismos se desplazaban desde la capital hasta la localidad de Benidorm con el único interés de un lucro propio por medios ilícitos. Seguidamente, buscaban alojamientos en habitaciones o viviendas de la zona a través de diferentes aplicaciones, para evitar registrarse en hoteles u hostales.

Detenidos in fraganti en el interior de una discoteca

Continuando con la investigación, los agentes localizaron durante la madrugada del sábado pasado a dos de los presuntos autores en el interior de una discoteca. En ese mismo instante, una persona que se encontraba en el interior de la misma manifestó haber sorprendido a uno de ellos con la mano en el interior de su bolso, lo que provocó que ambos se marcharan apresuradamente desplazándose a otro lugar del local.

Posteriormente, otra persona indicó a los agentes que había sido víctima de un hurto; le habían sustraído su móvil del interior del bolso.

Los agentes establecieron un dispositivo que permitió detener a los presuntos autores cuando, nuevamente, pretendían repetir otra maniobra de sustracción. Los policías los sorprendieron cuando uno de ellos introducía su mano en el bolso de una clienta.

Tras la detención de dos de los integrantes, los investigadores continuaron llevando a cabo pesquisas que permitieron localizar la vivienda que habían alquilado y en la que presuntamente escondían los efectos sustraídos.

Durante la mañana del día siguiente, los agentes observaron como salían del edificio los otros dos miembros del grupo cargados con cuatro maletas. Al inspeccionar el interior de las mismas, comprobaron que había multitud de terminales móviles de los que ninguno de los dos presuntos autores pudo justificar su procedencia, por lo que procedieron a la detención de ambos.

Con la desarticulación de este grupo delictivo, los investigadores han recuperado un total de 74 teléfonos móviles de alta gama presuntamente sustraídos.

Los detenidos, dos mujeres y dos varones, de nacionalidades española y marroquí, de entre 19 y 25 años, ingresaron en prisión por estos hechos.

Los mismos agentes desarticularon el año pasado otra organización similar logrando recuperar 64 terminales

En aquella operación, los cuatro detenidos se hicieron con un botín cercano a los 30.000 euros durante los cinco días que estuvieron llevando a cabo la actividad delictiva en la ciudad de Benidorm.

Los agentes recuperaron entonces un total de 64 teléfonos móviles esclareciendo, de esa forma, 33 hechos delictivos. Asimismo, se les intervinieron más de 50 gramos de hachís. Finalmente, fueron detenidos por la presunta comisión de los delitos de hurto, pertenencia a grupo criminal y contra la salud pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *