La Guardia Civil registra la filial de CAM que pagó comisiones en Suiza y Panamá

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han registrado en Benidorm y Altea la sede de la división hotelera de CAM, Valfensal, y los domicilios particulares de sus dos administradores, Juan Ferri y José Baldó.

La operación policial ha sido ordenada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, que acaba de levantar el secreto de sumario de la pieza separada del «caso CAM» que investiga presunta irregularidades en la gestión de la sociedad Valfensal, en cuyo accionariado la CAM poseía una participación del 30%.

Tal como informó ABC en exclusiva el pasado mes de mayo, el informe elaborado por la auditora Deloitte por encargo del FROB desveló el pago de comisiones millonarias por parte de Valfensal en paraísos fiscales como Suiza, Panamá y las Antillas Holandesas.

Sobre el papel, estos pagos correspondían a la mediación de terceros por la compra de terrenos en la Riviera Maya (Mexico) y Punta Cana (República Dominicana) para la construcción de complejos turísticos. Entre 2004 y 2009, la CAM financió con 194,5 millones de dólares a Valfensal para comprar y reformar el Hotel Sandos Caracol, el Hotel Playacar (Antiguo Hotel Gala) y el Hotel Rivera, todos ellos en el Caribe, así como para adquirir los citados solares hoteleros en Riviera Maya y Punta Cana.

El informe de Deloitte especifica que la CAM no puso ninguna objeción a la concesión de estos créditos, pese a la escasa consistencia de sus informes de viabilidad económica, debido a la estrecha relación personal entre el entonces director general de la caja de ahorros, Roberto López Abad, y los dos administradores de Valfensal, Juan Ferri y José Baldó, que por el momento no están imputados.

No obstante, la Guardia Civil y el juez Gómez Bermúdez investigan la posible existencia de delitos de apropiación indebida, blanueo de capitales y contra la Hacienda Pública en la gestión de Valfensal.

En uno de los correos electrónicos analizados por Deloitte, fechado el el 3 de octubre de 2007, el director de inversiones inmobiliarias de CAM, Daniel Gil relataba a López Abad: «He hablado con Juan Ferri, que está en México, y dice que no puede poner en transparencia la sociedad porque podría hasta ir a la cárcel (han sido sus palabras)».

-qué delitos

-a la cárcel

-vendió por un euro

-Roberto López Abad

Xxxx.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han registrado en Benidorm y Altea la sede de la división hotelera de CAM, Valfensal, así como los domicilios particulares de sus dos administradores, Juan Ferri y José Baldó.

La operación policial ha sido ordenada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, que acaba de levantar el secreto de sumario de la pieza separada del «caso CAM» que investiga presunta irregularidades en la gestión de la sociedad Valfensal, en cuyo accionariado la CAM poseía una participación del 30%.

[adrotate banner=»1″]

Como informó ABC el pasado mes de mayo, el informe elaborado por la auditora Deloitte por encargo del FROB desveló el pago de comisiones millonarias por parte de Valfensal en paraísos fiscales como Suiza, Panamá y las Antillas Holandesas.

Sobre el papel, estos pagos correspondían a la mediación de terceros por la compra de terrenos en la Riviera Maya (Mexico) y Punta Cana (República Dominicana) para la construcción de complejos turísticos. Entre 2004 y 2009, la CAM financió con 194,5 millones de dólares a Valfensal para comprar y reformar el Hotel Sandos Caracol, el Hotel Playacar (Antiguo Hotel Gala) y el Hotel Rivera, todos ellos en el Caribe, así como para adquirir los citados solares hoteleros en Riviera Maya y Punta Cana.

«Podría ir a la cárcel»
El informe de Deloitte especifica que la CAM no puso ninguna objeción a la concesión de estos créditos, pese a la escasa consistencia de sus informes de viabilidad económica, debido a la estrecha relación personal entre el entonces director general de la caja de ahorros, Roberto López Abad, y los dos administradores de Valfensal, Juan Ferri y José Baldó, que por el momento no están imputados.

No obstante, la Guardia Civil y el juez Gómez Bermúdez investigan la posible existencia de delitos de apropiación indebida, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública en la gestión de Valfensal. En una de las operaciones investigadas por Deloitte, Valfensal utilizó una empresa instrumental con sede en las Antillas Holandesas, JacksonPort Corporation, para pagar en Suiza 10,3 millones de dólares (unos 7,8 millones de euros) a la empresa Caribbean Holiday Investiment Corp en concepto de «opción de compra» sobre los terrenos de Playa Bávaro (Punta Cana). Valfensal pagó 5,2 millones de dólares (3,9 millones de euros) por la parcela, por lo que la operación costó finalmente 15,5 millones de dólares al grupo hotelero de CAM. En uno de los correos electrónicos analizados por Deloitte, fechado el el 3 de octubre de 2007, el director de inversiones inmobiliarias de CAM, Daniel Gil relataba a López Abad: «He hablado con Juan Ferri, que está en México, y dice que no puede poner en transparencia la sociedad [JacksonPort Corporation] porque podría hasta ir a la cárcel (han sido sus palabras)».

Como ha informado ABC, la CAM vendió al precio simbólico de un euro otra filial de Valfensal, Eco Resort San Blas, en la que había invertido 32,4 millones de euros.

Diario ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *