Inicio » Actualidad Benidorm » Expedientan por tercera vez a un policía local, sobrino del jefe de Alcaldía

Expedientan por tercera vez a un policía local, sobrino del jefe de Alcaldía

El Ayuntamiento de Benidorm ha abierto expediente disciplinario al agente de la Policía Local R. F. E., sobrino del jefe de Alcaldía, Jorge Fauró. Según se recoge en el decreto de Alcaldía que aprueba incoar el expediente, la decisión se ha adoptado después de que el Juzgado de Instrucción número 2 de Alicante condenase el pasado mes de julio al citado R. F. E. por dos delitos contra la seguridad del tráfico y una falta contra el orden público.

El decreto del alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, se firmó el pasado 5 de septiembre. Después de que el juzgado remitiese la sentencia (que se declaró firme el pasado 25 de julio, tras un juicio rápido), el intendente jefe de la Policía Local de Benidorm elaboró el 13 de agosto un informe en el que se detallan hechos que «pudieran ser constitutivos de Faltas Disciplinarias» previstas en el reglamento de los Cuerpos de Policía Local de la Comunidad Valenciana.

Según las fuentes consultadas, los hechos a los que se refiere la sentencia se registraron en la capital alicantina el pasado 24 de julio. Tras ser identificado por la Policía Local de Alicante por cometer presuntamente dos delitos contra la seguridad vial, el agente R. F. E. se enfrentó a los agentes, lo que motivó la falta contra el orden público. El juicio rápido se celebró al día siguiente y el juzgado emitió una sentencia condenatoria firme.

Con todo, no es la primera vez que el Ayuntamiento de Benidorm tiene que abrir expediente disciplinario al sobrino del jefe de Alcaldía. Pese a que R. F. E. solo lleva prestando sus servicios en la Policía Local de Benidorm desde 2011, acumula ya tres expedientes. Los dos primeros, además, terminaron en sanciones.

El primero se resolvió el pasado 4 de julio, y consideró al agente autor de una falta grave por «grave desconsideración con superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos». La sanción que se le aplicó fue de «20 días de suspensión de funciones y la pérdida de la remuneración por el mismo periodo». Días después, el 23 de julio, se le volvió a sancionar, en esta ocasión por una falta leve, por «retraso o negligencia en el cumplimiento de sus funciones». Esta vez la sanción fue de «apercibimiento».

Pese a que su sobrino es policía local en su Ayuntamiento, Fauró dedicó diversos insultos a la plantilla de agentes municipales a través de su cuenta en la red social Twitter, tal como publicó ABC el pasado mayo.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *