El PP de Benidorm propone subasta «online» en Benidorm

Así lo ha hecho saber esta mañana el concejal del PP, José Ramón González de Zárate, en el curso de una rueda de prensa en la que ha ofrecido el dato de que el Ayuntamiento podría ingresar del orden de 679.741 euros, “una cantidad que le vendría muy bien a las arcas municipales y que serviría para aminorar algo la subida de tasas e impuestos que recae sobre los ciudadanos”.

Material en desuso, muebles, objetos confiscados, vehículos abandonados en la vía pública, etcétera, son algunos de los bienes municipales que podrían subastarse a través de una tienda online, según explicó esta mañana González de Zárate, quien puso varios ejemplos de las cosas que podrían ponerse a subasta. Una de la más llamativa serían los 19 opinómetros que se compraron a través del segundo Plan E, y que costaron la nada despreciable cantidad de 223.880 euros y que no han servido para nada.

El coste de estos opinómetros, integrados en el llamado sistema TIC de comunicaciones, se encarecieron luego en otros 60.000 euros al ser modificados para que se pudieran pagar las tasas municipales a través de ellos, algo que tampoco dio los resultados que se esperaba “y que sólo son el reflejo de los caprichos de Agustín Navarro”, señaló el edil.

El Ayuntamiento de Benidorm ya ha utilizado el procedimiento de la venta o la subasta para desprenderse de material en desuso, pero lo ha hecho si abrir el correspondiente expediente administrativo, tal y como recordó González de Zárate, cuando el 31 de enero de este año preguntó al respecto en una comisión informativa. Esta mañana subrayó que a día de hoy seguía esperando respuesta sobre si existía un expediente administrativo de la Concejalía de Patrimonio o de Hacienda, en relación con la venta o subasta de maquinaria de carpintería y de chatarra. “El concepto es bueno,-dijo González de Zárate-, porque proporciona unos ingresos suplementarios, pero queremos que se haga bien”.

El edil precisó que el Ayuntamiento podría obtener nuevos ingresos poniendo a la venta muchos bienes adquiridos a través del Plan E-II, “que la realidad ha terminado por demostrar que eran absolutamente superfluos”, declaró González de Zárate.

Además de los opinómetros, el edil se refirió en concreto a las 40 pantallas de plasma compradas como paneles informativos que o están apagadas o no se saben donde se encuentran, y que costaron 111.838 euros; la plataforma multimedia, que costó 184.500 euros, a través de la cual se emite la radio municipal “y cuya audiencia no justifica semejante inversión, lo mismo que tampoco se entiende que en los tiempos que corren se despilfarren 158.388 euros en cambiar los teléfonos y pantallas de muchos ordenadores que muchos de ellos ni tan siquiera se encienden”.

Precisó que en total, el Ayuntamiento se ha gastado 962.487 euros en adquirir un material que el tiempo ha demostrado que no era necesario y cuyo subasta, con el 30 por ciento de depreciación, podría suponer unos ingresos de más de 679.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *