Inicio » Actualidad Benidorm » El Parque de Elche se remodela

El Parque de Elche se remodela

El plan de remodelación del Parque de Elche es un proyecto consensuado con los dos grupos de la oposición y tendrá como objetivo principal la ampliación de la zona peatonal y la colocación de un carril bici, “que tendrá continuidad desde La Cala hasta el Paseo de la Carretera”, añadió Ferrer. El vial, que seguirá abierto al tráfico, será de tipo ‘Zona 20’, por lo que no se podrá circular a más de 20 km/hora, “cuestión que reducirá en gran medida la probabilidad de accidentes de tráfico”, aseveró, por su parte, Conrado Hernández.

Además, el edil de Escena Urbana, explicó que aunque las cuestiones de movilidad están todavía por definir se colocará un ‘lomo de asno’ en cada uno de los pasos de peatones de la zona con el fin de evitar que los vehículos circulen a más velocidad de la permitida.

En concreto, los trabajos que van a realizarse en la zona son la modificación de las alineaciones de algunas aceras; la mejora de los drenajes pluviales, especialmente en la calle Maravall y la demolición de la celosía y el muro de mampostería que separa la calle alcalde José Such del parque. Según explicó el concejal de Urbanismo, el carril bici hará de “barrera” entre la zona peatonal y el vial abierto al tráfico, aunque “se respetará una separación, pero dándole un tratamiento más actualizado, entre las dos franjas sólo en las zonas en las que están ubicados los parques infantiles”.

El concejal de Urbanismo, Juan Ángel Ferrer, explicó que el presupuesto total del proyecto es de 350.000 euros de los que la mitad correrá cargo de la Consellería de Infraestructuras, “incluido en el presupuesto del Paseo de Poniente”; la mejora de los drenajes se realizará con coste al Plan de Inversiones de Aquagest y el asfaltado, “se está en conversaciones con la Confederación Hidrográfica del Júcar para que sea ella la que asume el coste”, completó Hernández.

La demolición del muro, con un coste de 15.000 euros correrá a cargo de los servicios técnicos de Escena Urbana, “por lo que nos ahorraremos ese dinero”, explicó Conrado Hernández que explicó que si las gestiones con la Confederación Hidrográfica del Júcar no dan resultados, el Ayuntamiento tendría que asumir el coste del asfaltado, que serían unos 10.000 euros.

En cuanto a los servicios, se tendrán en cuenta las zonas de carga y descarga y es posible, según informó el edil de Urbanismo, que se traslade unos metros la parada de autobús “para evitar problemas de congestión del tráfico en la zona”. Además, las farolas del parque se modernizarán, cambiándolas por las mismas del Paseo de Poniente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *