El director general de Turismo, la tercera vía del PP de Benidorm

El director general de Turismo del Consell, Sebastián Ramirez Perez Fonseca, empieza a perfilarse como probable candidato de consenso a la presidencia local del Partido Popular en Benidorm, según fuentes políticas consultadas por ABC, aunque todavía no se ha fijado una fecha para la asamblea que consume esta transición desde que se hizo efectiva la baja de David Devesa, otrora aspirante al puesto.

Dos razones de peso juegan a favor del exconcejal benidormense: su proyección e imagen pública han crecido desde su nombramiento, en febrero del año pasado, como director general de Turismo (para dedicarse por entero a esta responsabilidad renunció al acta de concejal); y a nivel interno, en el PP se valora positivamente su forma de gestionar la crisis que ha vivido su partido desde que Gema Amor dimitió como presidenta local para marcharse con el Centro Democrático Liberal (CDL).

Depuración del censo

Con Gerardo Camps –primera opción «de consenso» barajada por la dirección provincial– centrado en su trabajo en el Congreso de los Diputados (y con pocos visos de regresar a pie de calle en Benidorm), Fernández –con permiso también del senador Agustín Barceló, a quien sin embargo algunos ven sin suficiente rodaje aún para coger las riendas del partido– se ha convertido en el máximo exponente institucional del PP benidormense.

En su bagaje anterior también cuenta su trayectoria como diputado provincial al frente del Patronato de Turismo Costa Blanca, y tan sólo tiene en su contra que, precisamente, era él quien ocupaba la responsabilidad de secretario general en los tiempos de Gema Amor, con lo que su ascenso a la presidencia no representaría una renovación propiamente dicha.

De los otros candidatos posibles, Agustín Barceló se postuló en su día y luego se retiró, mientras que Toni Pérez, el portavoz municipal, iba a enfrentarse a David Devesa en representación del sector «oficialista», por lo que la retirada de este último hace que su opción pierda sentido, según las mismas fuentes.

La salida de Devesa, por otra parte, no variará los planes del PP provincial, que no tiene prisa por celebrar la asamblea (¿para que?) y en estos momentos está centrado en depurar el censo de afiliados, revisando una por una las fichas, tras haber detectado a militantes que pagaban cuotas en bloque, varios afiliados en un mismo domicilio y otras incidencias similares. Esta tarea la están realizando de forma discreta, y fuentes del PP provincial aseguran que ya se ha «limpiado» buena parte del censo y se han corregido al mismo tiempo errores «menores», como direcciones erróneas en fichas que sí son válidas.