El Ayuntamiento ultimará antes del 31 de marzo un plan de ajuste que acelere el pago de deuda a los proveedores

Elaborar un plan de ajuste económico antes del 31 de marzo acorde con las medidas recién aprobadas por el Gobierno central para acelerar el pago a los proveedores; concretar en materia de personal las posibilidades de ahorro en costes laborales; y renegociar el coste y los servicios prestados por las empresas concesionarias del Ayuntamiento de Benidorm, han constituido esta mañana el grueso de los acuerdos adoptados en la primera reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo económico entre los grupos municipales socialista y liberal.

A este primer encuentro, presidido por el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, han acudido la concejala de Hacienda y portavoz del Gobierno, Natalia Guijarro; la portavoz de Liberales de Benidorm, Gema Amor; el concejal de Escena Urbana, Conrado Hernández; el edil de este grupo Vicente Juan Ivorra; y dos técnicos de las áreas de Intervención y Tesorería.

En el plano económico, el Ayuntamiento deberá presentar antes del 31 de marzo un plan de ajuste para poder acogerse a las medidas aprobadas por el Gobierno central encaminadas a que los municipios reduzcan su deuda con los proveedores. En ese sentido, desde el área de Intervención ya se está elaborando el listado completo de acreedores que deberá ser ultimado antes del día 15 del mes próximo. De cara al plan de ajuste, el grueso de las medidas económicas acordadas entre socialistas y liberales para su implantación encaja con los preceptos fijados por el Gobierno central.

El Consejo de Ministros aprobó recientemente la remisión a las Cortes Generales de un Real Decreto Ley para posibilitar la creación del mecanismo de financiación a entidades locales para el pago a proveedores.

El mecanismo de financiación que se aprobará en las próximas semanas, y al que los Ayuntamientos podrán acogerse, estará vigente durante 2012.

Los principales bancos del país pagarán a los proveedores las deudas de las administraciones locales. Los ayuntamientos podrán financiar las obligaciones de pago abonadas a través de una operación de endeudamiento con el suficiente plazo que asegure la viabilidad de la operación. Una vez conocida toda la información sobre el montante de las facturas pendientes de pago y establecido el mecanismo de financiación, las corporaciones locales tendrán que remitir al Ministerio de Hacienda antes del 31 de marzo un plan de ajuste que les permita hacer frente en el futuro al pago de dichas deudas. El Ministerio de Hacienda realizará una valoración de dicho plan en un plazo de treinta días naturales.

El objetivo será garantizar la sostenibilidad de la situación financiera del Ayuntamiento, es decir, que cuente con una adecuada financiación de los servicios públicos y recoger ingresos corrientes suficientes para financiar sus gastos corrientes y la amortización de las operaciones de endeudamiento.

Los proveedores que tengan derecho al cobro podrán acudir a los principales bancos del país, donde se les abonará el dinero que se les debe. Según recoge la referencia del Consejo de Ministro, se fijará como criterios para la prioridad de cobro el descuento ofertado sobre el importe principal de la obligación pendiente de pago o la antigüedad de la factura».

Personal y concesionarias

Por otro lado, el próximo lunes ambos grupos se reunirán con técnicos de Personal, la Concejalía que dirige Natalia Guijarro, de conformidad con el acuerdo entre ambos, para ultimar las medidas de ahorro en este capítulo. Asimismo, a lo largo de la semana que viene, ambos grupos analizarán la renegociación de los servicios prestados por las concesionarias con el objetivo del ahorro y de ajustar dichos servicios a lo abonado por el Ayuntamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *