jueves , 24 junio 2021
El aviario de Terra Natura Benidorm incrementa su familia 1 07/01/2021

El aviario de Terra Natura Benidorm incrementa su familia

Terra Natura Benidorm ha recibido nuevos ejemplares de aves dentro del programa de intercambio de especies entre centros que tiene como objetivo preservar el reservorio genético de estas especies y evitar la endogamia en la población ya existente en las instalaciones, facilitando el enriquecimiento de la biodiversidad de la población avícola de Terra Natura Benidorm, gracias a la diversificación de sangres entre los animales existentes. El aviario incrementa así su familia con dos parejas de Ibis Escarlata (Eudocimus ruber) y otras dos de Suirirí Cariblanco (Dendrocygna viduata) que, tras el periodo de adaptación y los análisis veterinarios, serán introducidos en el Aviario. El estado de conservación de ambas especies según la UICN es de ‘preocupación menor’.

En el caso las dos parejas de Ibis Escarlata este proceso será más lento porque se trata de ejemplares jóvenes, que no han terminado de emplumar y que están a expensas de los últimos análisis veterinarios. Por su parte, los dos machos y las dos hembras de los Suirirís pasarán al Aviario en cuanto pase su periodo de cuarentena preceptivo.

El Suirirí es un ave que habita en Sudamérica – desde Nicaragua hacia el sur –, así como en la zona sur de África hasta la isla de Madagascar. Es un ánade de patas y cuello largo, cabeza blanca y negra, con pecho rojizo y flancos de líneas blancas. Suele tener una envergadura de 90 centímetros de alto y un peso medio de los 700 gramos, cuyo hábitat natural son las lagunas, ciénagas y lagos de agua dulce, aunque también viven en zonas salobres de los deltas y en las proximidades litorales. Esta ave se alimenta de semillas, pequeños invertebrados, insectos, moluscos y crustáceos.

Por su parte, el Ibis Escarlata, también conocido en muchos lugares como Corocoro Rojo, habita en la costa atlántica de Sudamérica, principalmente en Brasil. Su espacio natural son las aguas estancadas, dulces y pantanosas como los manglares, marismas o lagos superficiales próximos al litoral. Al igual que los flamencos, destacan por su intenso color rojizo de su plumaje, que se genera por la pigmentación de los ingredientes de su dieta, principalmente cangrejos acuícolas, aunque también se nutre de pequeños peces, batracios e insectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *