miércoles , 12 mayo 2021

Detenidos ocho hombres por 36 robos en apartamentos de Villajoyosa y Benidorm

Efectivos de la Guardia Civil y agentes de la Policía Nacional han detenido a ocho hombres como presuntos integrantes de un grupo al que se le atribuyen 36 robos cometidos en apartamentos de las localidades alicantinas de Villajoyosa y Benidorm, al tiempo que otras tres personas han sido imputadas, según ha informado en un comunicado la Comandancia provincial.

Los arrestados, ocho hombres argelinos de edades comprendidas entre los 28 y los 53 años, presuntamente se hacían pasar por turistas para actuar en zonas costeras de estas poblaciones alicantinas, donde asaltaban viviendas ocupadas principalmente por turistas, de las que obtenían información a través del presunto responsable de la organización, que trabajaba como agente comercial, lo que le permitía fijar los objetivos.

La operación, desarrollada por la Benemérita y por agentes del Grupo II de la Sección Greco Levante de la Udyco Central de la Comisaría General de Policía Judicial, comenzó el pasado junio tras diversos robos cometidos en domicilios habitados en las localidades de Benidorm, Villajoyosa y Finestrat, que coincidían en que los ladrones actuaban sin causar desperfectos «aparentes» en los accesos a las viviendas.

Las investigaciones permitieron detectar la actividad de un grupo de ciudadanos argelinos que estaban relacionados con personas del sector inmobiliario, dedicado al alquiler de apartamentos para periodos vacacionales, y de los cuales se desconocía «su modo de vida», según el relato del instituto armado.

Víctimas con un perfil ‘definido’

De este modo, y tras «minuciosos» estudios de cada uno de los robos, los agentes observaron que los perjudicados «parecían» estar seleccionados previamente, puesto que respondían a un perfil definido como personas con aparente buena posición económica, en su mayoría extranjeros, que habían alquilado viviendas por periodos de entre una y dos semanas.

Así, y mediante la identificación de posibles objetivos, los investigadores estrecharon la vigilancia sobre el grupo sospechoso, y averiguaron que los individuos estaban relacionados con, al menos, tres personas del sector inmobiliario de la zona en la que supuestamente actuaban, y sobre las cuales, igualmente, se intensificaron también las gestiones para el esclarecimiento de los asaltos.

Estructura de la banda

La presunta banda criminal estaba dividida en tres niveles jerárquicos, según ha explicado la Guardia Civil. Al frente de la organización se encontraba, supuestamente, un ciudadano argelino que trabajaba como agente comercial en dos inmobiliarias, un cargo por el que obtenía información «privilegiada» para seleccionar a posibles víctimas.

En segundo lugar se situaban los autores materiales de los robos, un grupo de cinco varones de su misma nacionalidad quienes, tras vigilar durante un par de días a los objetivos, ejecutaban los hurtos en las viviendas.

Por último, en un tercer escalón, operaban los «encargados» de la puesta en el mercado de la mercancía sustraída, otros dos compatriotas que ocultaban los efectos robados y facilitaban su reventa, al tiempo que destinaban parte de estos objetos a venderlos en su país de origen.

‘Modus operandi’

En cuanto al ‘modus operando’, los presuntos ladrones utilizaban el procedimiento denominado del ‘resbalón’ para acceder a las viviendas sin forzar las puertas, consistente en utilizar un plástico o una radiografía para la apertura de las cerraduras. No obstante, en alguno de los robos empleaban una copia de las llaves facilitada por los responsables de la banda.

Para ejecutar los robos, los autores materiales se camuflaban en las zonas en las que actuaban haciéndose pasar por turistas, con atuendos de playa, vestidos con gorra, gafas de sol, ropa de baño e incluso llevando una toalla, para no levantar sospechas e impedir la identificación por parte de los vecinos.

Tras los arrestos, practicados el pasado 28 de septiembre, la actuación policial contempló también cinco registros domiciliarios desarrollados en Benidorm, Villajoyosa, la Cala de Villajoyosa –dos– y Finestrat, en los que fueron recuperados multitud de efectos, principalmente joyas, dinero en efectivo, aparatos electrónicos, material informático, teléfonos móviles, ropa y complementos de primeras marcas del mercado.

La mercancía interceptada está expuesta para su reconocimiento por los legítimos propietarios en el Cuartel de la Guardia Civil de Villajoyosa hasta el próximo 31 de octubre, en horario de 9.00 a 13.00 horas, y de lunes a viernes.

Los detenidos son ocho hombres de nacionalidad argelina y edades comprendidas entre los 28 y 53 años, a los que se le imputa la presunta comisión de 36 delitos de robo y pertenencia a grupo organizado. Asimismo, han sido imputadas otras tres personas, un español de 52 años, una mujer también española de 65 y otra de nacionalidad rusa y 42 años.

Los detenidos, en unión de las diligencias instruidas y efectos intervenidos, han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Villajoyosa, según ha puntualizado la Comandancia alicantina.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *