UPyD insta a excluir del pago de la plusvalía municipal en casos de dación en pago o subasta de la vivienda habitual.

Sánchez: “El gobierno de Benidorm debe aplicar esta iniciativa para ayudar a los ciudadanos afectados”.

Unión Progreso y Democracia ha presentado un escrito dirigido al alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, con la finalidad de paliar en parte el drama de las personas que pierden su vivienda única y habitual por dación en pago o ejecución hipotecaria.

En su escrito, UPyD desvela que la Ordenanza Fiscal 4ª del Ayuntamiento de Benidorm no está adaptada a los beneficios fiscales del Real Decreto Ley 6/2012 de 9 de marzo, según el cual, y bajo determinados supuestos, el obligado al pago del Impuesto del Incremento del Valor de los Terrenos Urbanos (IVTNU) o “plusvalía municipal” es la entidad financiera y no el donatario en pago o ejecutado.

Como señala la coordinadora local de UPyD, María José Sánchez, “no nos conformamos con adaptar la ordenanza fiscal al Real Decreto Ley 6/2012. La normativa estatal exige unas condiciones muy restrictivas para su aplicación, por lo que la mayoría de las familias que pierden su casa al final siguen obligados a pagar la plusvalía municipal. Por eso, solicitamos también que se modifique la norma municipal, para que las personas que queden fuera del Real Decreto Ley 6/2012 y pierdan su vivienda única y habitual por dación en pago o ejecución hipotecaria, no estén obligados a pagar el impuesto de plusvalía”.

Finaliza su intervención Sánchez argumentando que “en las actuales circunstancias económicas, son muchas las familias que habiendo perdido su empleo, se ven privadas de forma sobrevenida de la posibilidad de hacer frente a la hipoteca que en su día asumieron para adquirir la vivienda. Además de perder su hogar, están obligadas al pago de la plusvalía municipal que en realidad no implica ganancia patrimonial alguna”.