La crisis del COVID 19 y las personas Mayores 1 03/04/2020

La crisis del COVID 19 y las personas Mayores

De los más de 9 millones de españoles mayores de 65 años, 8.632.00 personas mayores viven en su propio hogar

España es uno de los países del mundo con mayor esperanza media de vida.  La crisis del coronavirus Covid-19 lo ha trastocarlo todo.  Desde finales de Enero de 2020 hasta hoy, han fallecido a causa de este virus, según fuentes oficiales 1.576 Mujeres y 2.730 hombres mayores de 65 años, lo que arroja un preocupante 41,5% sobre el número total de fallecimientos oficiales.

Pero estos datos que por desgracia son provisionales deben ponerse en contexto. Según indica el INE  en sus informes en 2018 fallecen en España más de 427.000 personas al año, es decir 1.170 al día, debido a causas naturales y  enfermedades comunes. De ellas 368.000 son mayores de 65 años, y 1.008 de ellas mueren diariamente.

Siendo importante dar a conocer a la sociedad lo que acontece día a día en la progresión de la pandemia Covid-19 en España y el resto del mundo, más lo es informar ponderadamente, sabiendo que son millones las personas mayores que escuchan y leen a diario como mueren los compañeros  y compañeras de calendario. Están asustados, tienen miedo, creen que van a morir. La mayoría vive en su vivienda, solo o no, pero se quedan en casa, no tienen un riesgo mayor que  el resto de la sociedad, porque están cumpliendo las recomendaciones de  aislamiento, de distancia social, que nos protege a todos.
En 2020 ser mayor no es sinónimo de enfermedad, de dependencia. Restan más de 20 años  de media, que hay que llenarlos de vida, de actividad, de voluntariado, de economía,  de ilusión, de apoyo al resto de la sociedad y a sus familias como se hizo en la crisis económica de 2008, y son y han sido protagonistas principales de la conciliación para que miles de madres hayan podido continuar con sus carreras profesionales.

RECURSO AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Solidaridad Intergeneracional ha remito escrito al Defensor del Pueblo para solicitarle que los mensajes que se trasladan a la sociedad se trasluce la discrecionalidad, sino  la arbitrariedad a la hora de seleccionar a las personas en función de su edad en los centros sanitarios, el acceso a la UCI, etc. Se está decidiendo quien tiene derecho a vivir y quién no. Hace unos días en la provincia de Huesca, una mujer con 101 años que acaba de cumplir, ha superado el coronavirus y se fue a su casa, después del alta hospitalaria. No facilitar los medios en igualdad de condiciones, sin seguir los protocolos exclusivamente clínicos, es una discriminación inaceptable y una falta de respeto a los derechos de las personas que son seña de nuestra identidad democrática. Es inhumano e inaceptable, que en un Estado de Derecho como el nuestro se tengan en cuenta criterios de edad para priorizar la atención sanitaria de los pacientes, en lugar de considerar exclusivamente criterios clínicos, y otras circunstancias vitales de las personas, con independencia de la edad. Si alguien tiene más derecho, podríamos pensar que son los que más han contribuido a la existencia del servicio sanitario.

La escasez de recursos de protección con que cuentan los servicios de atención a las personas (EPIS, pruebas diagnósticas) puede originar el incumplimiento de los protocolos de actuación y atención a las personas mayores y la falta de respuesta de los servicios de ayuda a domicilio. Pero las personas dependientes, también ahora necesitan ser cuidadas para poder seguir viviendo, y esta falta de recursos, no puede justificar determinadas actuaciones que atentan contra los derechos y los principios fundamentales de la bioética.  Esta situación no puede quedar en saco roto.

PROPUESTAS PARA APOYAR A LAS PERSONAS MAYORES

Solidaridad Intergeneracional ha remitido hoy a los responsables máximos de las Administraciones Públicas, tanto del Estado, como de las Comunidades Autónomas competentes en la materia, las siguientes propuestas de actuación para las personas que permanecen en sus domicilios, conociendo que son las personas mayores el principal grupo de riesgo ante la infección del COVID 19, y han de ser objeto de una atención preferente en esta crisis, intensificando las medidas de prevención y de cuidado hasta que la ciencia indique que se ha superado y el riesgo es mínimo. Las propuestas resumidas son:

1. Limitar el acceso de personas a los domicilios de las personas mayores, para evitar la propagación del virus, mientras las circunstancias así lo aconsejen.  El asistente personal sería una opción para las personas mayores del medio rural y el urbano.

2. Mantener contacto regular con las personas aisladasa través del teléfono o de otros medios para dar apoyo y soporte durante la fase de aislamiento. Con ese fin, podría proveerse a las personas mayores de herramientas tecnológicas que hagan posible ese seguimiento -tabletas, tarjetas SIM, etc.- y a las ONGs con programas sociales aprobados, facilitar la prestación de estos servicios de forma telefónica y/o telemática, en la modalidad de teletrabajo. La cobertura de red digital, ha de ser derecho universal, ya.

3. Identificar a las personas especialmente vulnerables por vivir solas, y acompañarlas a distancia, facilitando información, asesoramiento, gestión y haciendo un seguimiento regular de su situación. Solidaridad Intergeneracional ha puesto en marcha el

Servicio Proactivo telefónico

Para dar respuesta a esta problemática está contactando inicialmente con más de 5.000 personas del medio rural de las distintas CC.AA. Ello nos permitirá contratar a todas las personas que estaban previstas en los programas de interés social aprobados en las convocatorias del IRPF, que implementamos en 2020.

4.-  Garantizar el adecuado suministro de alimentos y de bienes de primera necesidad -higiene, limpieza, etc.-, atendiendo las posibles carencias, mediante apoyo de voluntarios y vecinos además de las administraciones locales. Solidaridad Intergeneracional cuenta con 950  convenios de colaboración con la Administración local del medio rural. Contamos con equipos multidisciplinares de profesionales que pueden ayudar en esta crisis para que las secuelas sean superables.

5Fomentar la colaboración voluntaria y vecinal, para dar apoyo en gestiones inaplazables, realización de compras de primera necesidad, apoyo sanitario, de medicamentos, desplazamientos imprescindibles, etc. y especialmente en el medio rural que es nuestro ámbito preferente de intervención. Este servicio lo estamos desarrollando, sin acciones presenciales, por ahora en algunas CC.AA.  Cuentaconmigo.

6. Difundir las medidas de higiene y prevención, y dotar a las personas que deban asistir a las personas mayores de los medios necesarios para realizar la labor en condiciones de seguridad (EPIS).  Seguimos divulgando todas las medidas que los gobiernos están aprobando, e informando y asesorando. Para ello hemos creado un espacio web, un monográfico digital sobre esta pandemia de Coronavirus, donde encontrar información seria, oficial,  desde la OMS, instituciones europeas, Gobierno de España, y cada una de las Administraciones de cada CC.AA., las APP, Cultura, Entrenamiento, ciencia etc., además de todas las ayudas sociales que se están aprobando en  www.solidaridadintergeneracional.es.

7Prestar apoyo a las familias cuidadoras y a personas cuidadoras profesionales, mediante acciones de formación, apoyo psicológico, etc. El servicio ¡Buenos días! ¿Qué tal estas?  trata de facilitar también el asesoramiento y apoyo multidisciplinar que las personas cuidadoras en el domicilio necesiten, además de acompañarlas y facilitarles los recursos que precisen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *