Los gladiadores hispanos se baten en los II Juegos del Levante en Benidorm

Circus Maximus_LE_4_vs internet[3]Benidorm cambia la arena de la playa por la del coliseo romano. Su plaza de toros acoge el famoso Circus Maximus, en único pase el viernes 5 de agosto (22:15). El Procónsul Quinto Cecilio Metelo de Hispania convoca los II Juegos del Levante. Los gladiadores se baten en carreras de bigas y cuadrigas y combates a espada. 25 actores especialistas emplean 150 piezas de vestuario y 50 tipos de armas de época, fabricadas en los talleres de Legend Especialistas en Villajoyosa. Christian Rodríguez y Rodrigo Artal lideran un reparto de campeones de esgrima y lucha cuerpo a cuerpo, con amplia experiencia en rodajes cinematográficos.

El circo comienza con arriesgadas pruebas ecuestres, como el salto entre aros de fuego. A continuación, los gladiadores se desafían sobre las bigas y cuadrigas. Intervienen 12 caballos, la mitad purasangres españoles. Los luchadores más fuertes combaten a espada sin cuartel hasta que sólo uno queda en pie y la impasible mirada del procónsul le concede la libertad. El circo culmina su gira española en la ciudad alicantina, tras visitar plazas emblemáticas de Madrid, Córdoba y Lugo. Más de 100.000 personas ya lo han disfrutado. Entradas desde 8€ para niños y 15€ para adultos en Ticketea y taquilla.

El pasado agosto más de 5.000 personas acudieron a la plaza de toros para ver a los gladiadores por primera vez en Benidorm. “Hacemos un guiño al pasado romano de la costa de Alicante”, apunta Luis Leal, director de Legend Especialistas. Este show de lucha escénica y equitación llega a Benidorm en colaboración con su Asociación de Moros y Cristianos. El verano alicantino vuelve a citarse con la antigua Roma.

Hispania contra Roma en Benidorm

Entre los gladiadores del Levante se encuentran soldados apresados de las tropas del general rebelde Sertorio, enfrentado a la República de Roma. Tras las primeras pruebas de habilidad ecuestre, arriesgan sus vidas en carreras de bigas y cuadrigas que trazan sus surcos sobre la arena. Cada luchador que se mantiene en pie alza su gladius y resuena el canto del acero.

Integrado por 35 actores, artistas y técnicos, el Circus Maximus desentraña el rastro imperial de Benidorm. Los espectadores viajan a una época gloriosa, de la que se mantienen ilustres vestigios como el fortín del general hispano Quinto Sertorio. Allí sus tropas se organizaban contra las legiones consulares de Metelo y el General Pompeyo, enviado por la facción conservadora del Senado Romano. Como gobernador de la Hispania Citerior, Sertorio había introducido notables mejoras en la vida de los hispanos. Partidario de los populares, desde el 83 a. C. lideró la primera Guerra Civil de la República al frente de las tribus hispanas contra el dictador Sila.

El Circus Maximus honra así en Benidorm los restos de su muralla romana, descubiertos en 2013 en el yacimiento de El Tossal. Se levantó en el año 77 a. C., como parte de la línea de fortificaciones costeras que protegían el Sureste de una Hispania declarada en rebeldía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *