Inicio » Política en Benidorm » Bigorra: “El tiempo nos da la razón respecto a los incumplimientos del contrato de limpieza”

Bigorra: “El tiempo nos da la razón respecto a los incumplimientos del contrato de limpieza”

El incumplimiento de la ejecución del contrato de limpieza y mantenimiento básico de las dependencias municipales y centros educativos de Benidorm es considerado grave, como mínimo, por los técnicos municipales. Así lo asegura un informe de 20 de marzo de este año al que ha tenido acceso el concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, José Bigorra, tras haberlo solicitado hace seis meses.

“Hace seis meses denunciamos en rueda de prensa posibles incumplimientos del contrato de limpieza de dependencias municipales por parte de la empresa concesionaria a raíz de diferentes denuncias. Ahora los informes y el tiempo nos dan la razón y se certifica que esas irregularidades existían”, indicó Bigorra. Concretamente, en aquella comparecencia pública, ofrecida el 31 de mayo, el concejal alertaba que OHL no estaba aportando máquinas que figuraban en el contrato como la barredora, el autobaldeadora, y otras. También indicaba que no había instalado en control de la presencia de trabajadores y trabajadoras en todas los centros del contrato o la falta de contenedores en los aseos femeninos. Igualmente solicitaba diferentes documentos que debía elaborar la adjudicataria, como las auditorías energéticas de los colegios o la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo ya que, de acuerdo con la propuesta técnica adjudicada, habían de haber entregado al Ayuntamiento de Benidorm en los primeros 30 días de desarrollo del servicio.

Pues estas carencias son confirmadas en un informe de Ingeniería de 20 de marzo de 2018 que se ha entregado ahora al grupo municipal, seis meses después de que lo pidieron por escrito. “No sólo certifican los técnicos estas irregularidades denunciadas y la falta de estos documentos que se debían elaborar y que pedimos, sino que también enumeran otras deficiencias hasta indicar que el grado de incumplimiento de la ejecución del contrato se puede considerar grave como mínimo”, señaló Bigorra. Se refiere de este modo a que el informe también indica otros incumplimientos de la empresa como la falta de informes mensuales de bajas laborales y sustituciones, la no incorporación de un tercer vehículo eléctrico, la instalación de un segundo punto de recarga en un espacio público, la falta de cumplimiento del calendario del programa de formación para el personal de limpieza o la no existencia de lavamoquetas.

Por todo ello, las conclusiones del informe, si bien indican que el pliego de prescripciones técnicas esta cumpliéndose en líneas generales con la excepción de que no se ha constatado la existencia de los medios de equipamiento señalados ni se ha aportado la documentación requerida en materia de prevención de riesgos y bajas laborales, también se indica que las mejoras ofertadas en la licitación tienen un grado elevado de incumplimiento, “siendo los aspectos más graves la falta de realización de auditorías energéticas en los centros educativos, la falta de un vehículo eléctrico y la prácticamente nula implementación del sistema de control de horarios y asistencia propuesto por OHL, y que se considera básicos para controlar la prestación del servicio”, según dice de manera literal la informe.

Así el documento indica: “Los técnicos que suscriben consideran que el grado de incumplimiento en la ejecución del contrato tiene como mínimo el carácter de infracción grave, ya que las mejoras ofertadas en la licitación por OHL fueron altamente valoradas y llegaron a ser decisivas en la adjudicación del contrato”. Según el pliego de condiciones administrativas, las infracciones graves pueden ser sancionadas de 1.501 a 6.000 euros, tras instruirse el correspondiente expediente por parte de la Dirección Facultativa encargada de velar por el cumplimiento del contrato.

Ante estas conclusiones, Bigorra lo tiene claro: “En primer lugar, hay que comprobar si desde marzo, cuando se emitió el informe, se han solucionado todos estos incumplimientos por parte de la empresa. En segundo lugar, en caso de no ser así, debe ser sancionada por el que los técnicos consideran infracciones graves del contrato. En tercer lugar, el gobierno local debe pedir a la adjudicataria que subsane las deficiencias lo más pronto posible. Por último, solicitamos al gobierno local que controle de manera más estrechamente el cumplimiento de este contrato a la vista de los incumplimientos que afectan al servicio ofrecido y los trabajadores y trabajadoras de la empresa para que no vuelvan a ocurrir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *