miércoles , 26 enero 2022

Benidorm sube un 2,6% su ocupación hotelera con 6.000 camas más en el mercado.

La ocupación hotelera de Benidorm durante esta quincena ha sido del 67,5% lo que supone un crecimiento de 2,6 puntos respecto al año pasado, por lo que se mantiene la tendencia creciente en uno de los periodos más bajos de ocupación del año.

El número de pernoctaciones hoteleras registradas ha subido de forma importante, ya que la planta abierta en este periodo es sensiblemente superior a la del año pasado (37.000 camas frente a 31.000 en 2015).

Dos son los mercados que destacan y que crecen con fuerza, los británicos que alcanzan las 145.000 pernoctaciones frente a las 110.000 del pasado año, y por fin los españoles, que crecen un 16% y suman 200.000 pernoctaciones frente a las 172.000 de la primera quincena de diciembre’2015.
Los belgas también mantienen su buen ritmo de contratación hasta casi alcanzar las 21.000 pernoctaciones en esta quincena.

La distribución por mercados de origen es la siguiente

España    52,7%
Reino Unido   38,0%
Bélgica   5,5%
Holanda   2,3%
Rusia/PP. Este   0,4%
Francia   0,3%
PP. Nórdicos   0,3%
Alemania   0,2%
Irlanda   0,1%
Italia   0,1%
Argelia/Marruecos   0,1%
Resto   0,3%

Por categorías, la ocupación hotelera se ha dividido en:
˜˜˜˜Hoteles 4 ****˜˜˜˜   62,4%
Hoteles 3 ***˜     70,1%
Hoteles 2 **˜˜      87,8%

La previsión de ocupación de la segunda quincena de diciembre supera ya el 74% de media a la espera de las reservas de última hora de las fiestas navideñas.

El presidente de HOSBEC ha acogido estos datos con cautela y como ya adelantó en el acto navideño «es muy importante no dejarnos llevar por la bonanza de estos datos, y que no nos impidan ver los otros componentes del mercado en los que es necesario trabajar». Y es que Antonio Mayor ha querido recordar que estos datos de ocupación y de pernoctaciones no significan un aumento de la rentabilidad, porque «los precios a los que se trabaja en el invierno son los que son, 21€ en pensión completa con agua, vino e IVA incluido para el Imserso, que marca el precio de referencia al ser el mayor touroperador de invierno». Así, ha destacado que estos datos vienen a confirmar el «esfuerzo que realizan las empresas hoteleras en mantener volumen de actividad para mantener empleo aunque sea a costa de pérdidas; pocas zonas de España se sacrifican tanto como los hoteleros de Benidorm para contribuir a la economía del turismo en el invierno porque lo más aconsejable sería recoger beneficios y cerrar».

Con esta tendencia creciente se significa que hay demanda y como tal se debe empezar a trabajar en recuperar también la rentabilidad de la temporada baja de forma que «no sólo tengamos pérdidas sino que también podamos recuperar parte de las inversiones vía ingresos».

Las perspectivas para la Navidad son también positivas con el «escenario internacional de vientos favorables que soplan» y la punta de ocupación se producirá durante el fin de semana del 31 de diciembre. El hecho de que Nochevieja coincida con fin de semana (sábado y domingo) al que no se sumará ningún día festivo adicional no favorece las reservas más amplias por lo que es posible que en este periodo se registren estancias más cortas que las habitualmente se producen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *