Benidorm registra un 94,2% de ocupación media durante la primera quincena de agosto

La ocupación hotelera en Benidorm ha sido del 94,2% durante esta primera quincena de agosto, lo que supone un crecimiento de 1,3 puntos respecto al pasado año. En la proyección histórica es uno de los mejores datos de la serie ya que mejora incluso registros anteriores a 2007.

A pesar de que el mercado español es el principal mercado en la ciudad con un 47,9% sobre el total de turistas alojados, su comportamiento negativo respecto al año pasadoes el que, de nuevo, ha impedido que esta cifra de ocupación media crezca más.

Los españoles  han registrado en este periodo más de 271.000 pernoctaciones lo que significa un 8% menos que el pasado año. Los portugueses, con menor número de pernoctaciones, han registrado idéntica cifra de retroceso.

Según una proyección realizada por el Departamento de Estudios de HOSBEC, sólo si la demanda nacional se hubiera comportado más o menos como el año 2015, la ocupación ‘teórica‘ se hubiera disparado incluso por encima del 100%.

Los británicos son los que han posibilitado este buen dato de ocupación pues han neutralizado en su crecimiento superior al 20% la caída del mercado nacional. En su conjunto, los turistas británicos han crecido hasta casi el 39% del total, registrando más de 220.000 pernoctaciones. De nuevo podemos afirmar que no existe rastro alguno de ‘Brexit’ pues es la quincena con un mayor crecimiento desde que comenzó el año.

La distribución por otros mercados de origen se reparte de la siguiente manera:

Portugal   3,8%
Bélgica   2,3%
Francia   1,9%
Holanda   1,5%
Rusia/PP. Este   1,4%
PP. Nórdicos   0,6%
Argelia/Marruecos   0,5%
Irlanda   0,3%
Alemania   0,2%
Italia   0,2%
Suiza   0,1%
Resto   0,4%

De estos datos podemos destacar el repunte de turistas franceses en establecimientos hoteleros, con una cuota de mercado del 1,9% en este periodo, por encima incluso de los holandeses.

La ocupación por categorías se ha distribuido de la siguiente manera:

Hoteles de 4 estrellas ****   95%
Hoteles de 3 estrellas ***    93,3%
Hoteles de 2 estrellas **     96%

La previsión de ocupación para la segunda quincena de agosto augura también un buen dato, ya que se encuentra en el 93,6% en este momento.

El presidente de HOSBEC ha valorado positivamente este dato, haciendo una seria reflexión sobre lo que está ocurriendo con los modelos de alojamiento. «Es un buen dato que confirma la recuperación del sector turístico, aunque confirma los indicios que teníamos al inicio de la temporada de que no iba a cumplir la totalidad de expectativas del sector por la caída de reservas del mercado nacional» ha indicado Antonio Mayor.

«No obstante, el resto de indicadores que manejamos como datos de viajeros en aeropuertos, en tren, circulación de vehículos, consumos de agua, energía y alimentación nos dejan entrever que se está produciendo una fuga de turistas de los hoteles a otras modalidades de alojamiento más baratas, sobre todo en aquellos segmentos de la demanda que son más sensibles al precio. Hoy en día es posible encontrar cientos de apartamentos en Benidorm en los que se pueden alojar familias completas por un precio inferior al de una habitación de hotel para dos personas. Esta es la verdadera causa del descenso de turistas españoles en hoteles, porque creemos que no han dejado de viajar».

«El fenómeno de alojamiento ilegal en viviendas es la asignatura pendiente del turismo español y que debe ser acometida con seriedad por las diferentes administraciones sin dilación» ha continuado Mayor. «Este no es un fenómeno exclusivo de Benidorm, sino que se pueden establecer estrategias de control y actuaciones coordinadas con otras ciudades y Comunidades Autónomas, porque no cabe duda que el impacto en generación de riqueza, empleo e ingresos no es el mismo para turistas alojados en hoteles que para estos turistas que escogen la economía sumergida como modalidad de alojamiento».

HOSBEC ha reclamado en numerosas ocasiones junto a otras organizaciones como Exceltur y Cehat que este tipo de alojamiento es «una verdadera actividad empresarial que compite directamente con el alojamiento reglado, pero con diferentes reglas de juego: ni pagan impuestos, ni generan empleo, ni cumplen con medidas de seguridad y calidad,  pero saturan todos los servicios públicos en una temporada tan intensa como ésta. Como actividad empresarial deben de cumplir exactamente las mismas obligaciones que para el resto de empresarios establece la compleja y exigente legislación española y europea».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *