Inicio » Política en Benidorm » Benidorm paga 4.500 € por un traductor de 8 a 3

Benidorm paga 4.500 € por un traductor de 8 a 3

“Es escandaloso pagar casi 4.500 euros al mes a un traductor que habla tres idiomas para que trabaje de 9 a 15 horas en el SATE”. El concejal de Ciudadanos-C’s, Juan Balastegui, ha reprochado al gobierno local que “despilfarre” el dinero público con contratos en los que sólo figura un único presupuesto, y muy elevado, como es el aprobado para ampliar durante dos meses el servicio de traducción en dependencias del SATE.

Según ha recordado el concejal, “el servicio de interpretación idiomática del SATE corre a cuenta del Ayuntamiento de Benidorm desde que firmó un acuerdo con el Ministerio en mayo de 2013. En los últimos meses, el coste que suponía para el Ayuntamiento era de 2.778 euros más IVA -cifra que ya nos parece una barbaridad- sin embargo, un día de que el contrato finalice, nos encontramos en una comisión con la prórroga del servicio durante dos meses por un presupuesto total de 8.908.02 euros, una cantidad que nos parece excesiva”.

Por este motivo, Balastegui ha pedido que “con suficiente antelación se de publicidad a traductores o empresas que lo deseen para que oferten sus propuestas a fin de cubrir este servicio, que ya se prevé que deberá renovarse a partir de abril”.

2 comentarios

  1. armando bronca segura

    Si fuese un arquitecto o ingeniero les parecería justo y normal un salario, pero como es un profesional de la traducción que habrá invertido también tiempo y dinero en su cualificación les parece excesivo, bien están los ayuntamientos llenos de cargos de confianza sin ninguna cualificación cobrando eso y hasta más.

  2. Esa es la hipocresía de los mismos que defiende que hay que retener a los jóvenes y en general personal de alta cualificación formados en España. Tal vez le parezca excesivo a este señor que el traductor que habla tres idiomas cobre 4500€ al mes (un sueldo bastante estándar en Europa, por cierto), pero habría que ver lo que cobra él en función de sus méritos académicos y profesionales y en función también de los servicios que presta. Otra cosa es que se pague a un señor por estar sentado, en cuyo caso habría que revisar el contrato…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *