Inicio » Política en Benidorm » El gobierno de Benidorm ha guardado en la nevera la modificación de varias ordenanzas municipales

El gobierno de Benidorm ha guardado en la nevera la modificación de varias ordenanzas municipales

El concejal de Compromís y portavoz de Compromís los Verdes, Josep Bigorra, instó al gobierno nuevamente en comisión informativa de régimen interior a que acelere los trámites pendientes desde hace tiempo con las modificaciones de varias ordenanzas municipales, como la de medio ambiente, o las relativas a los diferentes cursos municipales para igualar las bonificaciones ofrecidas, como se aprobó por una moción del grupo municipal.

«La inacción del gobierno del PP y CBM con las modificaciones que hay pendientes de las ordenanzas municipales impide que los ciudadanos se beneficien de diferentes medidas y bonificaciones», indicó Bigorra. Concretamente se refiere a que en el pleno de septiembre de 2016 se aprobó la moción del grupo municipal para que se cambiaran las ordenanzas fiscales relativas a los cursos municipales y así que tengan todos las mismas bonificaciones. Ya que, hoy por hoy, dependiendo del curso al que se matricule la ciudadanía, se pueden obtener diferentes bonificaciones fiscales, o no tener ninguna. Por ejemplo, los cursos de Cultura y de Juventud del Ayuntamiento no tienen las mismas bonificaciones que los de música y danza o los de Educación. La única reunión al respecto se celebró el 16 de mayo de 2017.

El concejal también ha alertado en comisión informativa de la caída en el olvido de la modificación de la ordenanza de medio ambiente. Según Bigorra, los últimos trabajos realizados por la corporación datan de mayo de 2017. «Desde entonces, todas las alegaciones que hemos realizado los diferentes grupos municipales descansan en un cajón por voluntad del gobierno local», ha criticado.

De manera similar ocurre con la ordenanza fiscal número 20, la relativa al uso de los espacios públicos, que proponía que los grandes eventos pagaron un canon mínimo de 0,5 euros por entrada, siempre que utilizaron los espacios públicos, ya que el última reunión también fecha de mayo de 2017; o con la ordenanza fiscal número 17, que debía estudiar cómo modificar las tasas sobre recogida de residuos sólidos urbanos.
«El gobierno de Benidorm omite sus responsabilidades con los y las benidormenses cuando abandona la revisión de las ordenanzas, los trabajos de las cuales, ya ha iniciado, o cuando ni siquiera se ocupa de ellos, a pesar de tener mociones aprobadas, como por ejemplo, lo ha que debía estudiar la incorporación de la regulación y sanción de las hamacas y sombrillas que se dejan abandonados en las playas, y que se aprobó en el pleno de agosto de 2016 gracias a una moción nuestra», indicó. Por todo esto, Bigorra reclama al gobierno de Benidorm que «asuma su responsabilidad y reinicie o comience, según el caso, la modificación de las normas municipales que favorecerían todo Benidorm».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *