Inicio » Actualidad Benidorm » Benidorm y su red de mentiras

Benidorm y su red de mentiras

Agustín Navarro, en su lugar de trabajo

Desde que accedió a la vara de mando, el alcalde socialista de Benidorm, Agustín Navarro, ha intentado justificar la moción de censura que le llevó al poder culpando al anterior equipo de gobierno del PP de la caótica situación que atraviesa el Ayuntamiento.

Pero lo cierto es que sus argumentos se han visto desmentidos, reiteradamente, por la realidad. Uno de los más recurrentes es que el PP dejó las arcas del consistorio al borde de la bancarrota. Pero no es exactamente así. El regidor se ha referido en concreto a los elevados costes financieros que provoca el préstamo de 29 millones de euros solicitado por el anterior gobierno popular de Manuel Pérez Fenoll.

Un crédito que fue aprobado en el Pleno con el voto favorable de todos los concejales socialistas, incluyendo el propio Agustín Navarro. Es más, cuando se produjo la moción de censura, en septiembre de 2009, la deuda del Ayuntamiento de Benidorm ascendía a 92 millones de euros, mientras que en estos momentos supera los 135 millones. Es decir, que en poco más de dos años, el alcalde socialista ha incrementado la deuda municipal en más de 43 millones de euros.

Una de las partidas en las que más ha crecido el «agujero» es la de personal. El pasado 19 de diciembre, Navarro presumió de que el Consistorio ahorra un millón de euros al año gracias a la bajada del 5% del sueldo de los funcionarios impuesta en su día por el Gobierno central.

Política de «enchufismo»

Pero el Ayuntamiento de Benidorm no sólo no ahorra una millón de euros al año en personal, sino que esta partida se ha disparado bajo la Alcaldía de Agustín Navarro. De hecho, el interventor municipal advirtió el pasado verano, en un informe, de que peligraba el pago de las nóminas de los funcionarios debido a que el equipo de gobierno ha incrementado en 4,5 millones la partida anual de personal. Ello, en buena medida, debido a la contratación de personal eventual que ha permitido colocar a decenas de familiares de cargos públicos y militantes del PSOE y el sindicado UGT, incumpliendo el límite impuesto por la Ley de Acompañamiento de Presupuestos del Estado.

El alcalde Agustín Navarro remitió el pasado mes de diciembre a los proveedores municipales una carta en la que les explica que el Ayuntamiento no puede pagarles lo que les debe, porque el PP impidió en el Pleno contratar un crédito con el ICO por importe de 2,8 millones de euros.

Una afirmación que contiene varias falsedades. En primer lugar no fue sólo el PP, sino también el grupo Liberales de Benidorm, el que tumbó este crédito atendiendo a los informes del interventor, según los cuales los elevados costes financieros generados pondrían en peligro el pago de las nóminas de los funcionarios.

Pero además, los 2,8 millones que Navarro pretendía solicitar al ICO sólo permitirían resolver una mínima parte de la deuda contraída por el Ayuntamiento con los proveedores, que ronda los 65 millones de euros. A modo de ejemplo, ha explicado el PP, del millón y medio que el Consistorio adeuda a la empresa concesionaria del alumbrado público, Navarro sólo tenía previsto pagarle 2.200 euros con el crédito ICO.

[alert type=”blue”] Copyright © DIARIO ABC, S.L. [/alert]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *