Inicio » Turismo Benidorm » Benidorm llena sus hoteles en el primer puente del año tirando de descuentos

Benidorm llena sus hoteles en el primer puente del año tirando de descuentos

Alta ocupación a bajo precio. Los hoteles de Benidorm cerraron ayer el primer puente del año, festivo en seis comunidades autónomas, con una ocupación media del 90 por ciento. Al menos así se desprende del primer balance realizado ayer por diversas fuentes del sector que, si bien destacaron que los registros son similares a los obtenidos en 2011, también agregaron que el dato ha permitido insuflar cierto optimismo entre los empresarios turísticos. “Después de un principio de año que ha sido horroroso, había muchas expectativas en este puente y al final el mercado nacional ha respondido”, resumió ayer el director de dos hoteles ubicados en el casco urbano. Y razón no le falta.

El despunte de la ocupación registrado por la festividad de San José se produce justo en el momento de mayor incertidumbre entre la planta hotelera de la ciudad: a las puertas de una de las fechas más importantes del año turísticamente hablando, como es la Semana Santa, y después de observar cómo la ocupación, tras un año continuado mejorando mes a mes sus registros, volvió a desplomarse en febrero un 7%. De ahí que los hoteleros consultados trasladaran ayer su optimismo, aunque no sin reservas: “La ocupación ha ido muy bien en general, aunque seguimos arrastrando precios de invierno como principal reclamo para captar clientes”, destacó otro hotelero.
Las ofertas, unidas a las temperaturas casi estivales registradas durante el pasado fin de semana, fueron los principales aliados del turismo local. También lo fue el hecho de que, desde que se inició la crisis, los hoteleros han tenido que ajustar cada vez más las tarifas en una batalla sin tregua para frenar la caída de clientes, llegando en algunos establecimientos a ofertar estancias que ahora son casi un 30 por ciento más baratas que hace un lustro. No en vano, durante este puente algunos establecimientos de tres estrellas han llegado a ofertar estancias con desayunto a poco más de 25 euros o con tarifas que rondan los 50 euros para el caso de algunos establecimientos de cuatro estrellas. Y eso ha permitido, por ejemplo, que hoteles como el Gran Hotel Bali, el más grande de la ciudad con 776 habitaciones, tuviera que colgar el cartel de “completo” durante el fin de semana.

Dos comunidades que no fallan
Valencianos y madrileños fueron durante este puente los principales mercados emisores de turistas hacia Benidorm, que no sólo llenaron hoteles sino también segundas residencias, paseos, bares y cafeterías. Los primeros, por la cercanía y por ser también un mercado habitual durante el fin de semana. Los segundos, sobre todo, buscando en la ciudad los primeros días de sol y playa de la temporada, como un aperitivo de la Semana Santa, según destacaron fuentes del sector: “Benidorm sigue siendo la playa de Madrid y cuando tienen posibilidad de hacer una escapada y el buen tiempo está garantizado nunca fallan”.

La segunda prueba
Finalizado ya el puente de San José, Benidorm fija ahora todos sus esfuerzos en captar turistas de cara a la Semana Santa, un periodo para el que las reservas aún están a niveles muy por debajo de lo habitual antes de la crisis y que en muchos establecimientos de la ciudad apenas representan el 20 por ciento de las plazas. “La gente espera hasta última hora para reservar, espera a ver qué dice el tiempo o cuántos días de vacaciones le van a dar y luego cierra la reserva, aunque sea el día antes de coger la maleta y salir de casa”, señalaron ayer fuentes de Hosbec. Por eso, ninguno de los hoteleros consultados se atrevió ayer a aventurar previsiones para estos días, cuando además está previsto que los precios sí se incrementen con tarifas similares a las de temporada alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *