Inicio » Actualidad Benidorm » Benidorm asume que el AVE no llegará a la ciudad y plantea ´lanzaderas´ por carretera

Benidorm asume que el AVE no llegará a la ciudad y plantea ´lanzaderas´ por carretera

«Si no hay para leche, no hay para caviar».Rotundo y claro se pronunció ayer el presidente de la patronal hotelera de Benidorm y con la Costa Blanca (Hosbec), Antonio Mayor, al descartar «completamente» la conexión de Benidorm la Alta Velocidad ferroviaria. Una posibilidad que no se contempla en el futuro lejano. «Si el AVE a Alicante sube en capacidad y frecuencia, la iniciativa privada puede plantearse poner en marcha lanzaderas de bases por carretera como las que vienen operando hasta el aeropuerto de El Altet», añadió el representante del sector turístico. Es decir, que sólo si llegan muchos turistas hasta Alicante a través del AVE, la inversión privada pondrá autobuses como los que operan al aeropuerto para que sus clientes estén «en media hora» en su destino final.

La crisis deja en el cajón el AVE a Benidorm. Las circunstancias han cambiado. No parece ya, ante las palabras del presidente de Hosbec, que esta infraestructura sea tan necesaria como se insistió los últimos años. El AVE es un «tren» que a Benidorm se le ha vuelto a escapar. La «lanzadera» a la Alta Velocidad de Alicante a Benidorm para garantizar que los viajeros tuvieran un transporte ágil y eficaz, como afirmó la exministra Leire Pajín el pasado septiembre, se ha reconvertido en «lanzadera» de autobuses, con el mismo recorrido, pero sólo si el volumen de pasajeros lo hace rentable.

La última noticia oficial de la llegada de la Alta Velocidad a la capital turística de la península, según indicaron el viernes desde el Ministerio de Fomento y desde la Conselleria de Infraestructuras, es el protocolo firmado en octubre para impulsar el denominado «Tren de la Costa». Un documento que establecía el método de trabajo entre las Administraciones, Adif y Renfe para concretar el desarrollo del corredor ferroviario que uniera Valencia, Gandía, Dénia, Benidorm y Alicante. Sobre ese trazado, en los últimos meses solo se han movido los afectados para presentar alegaciones en contra.

Cuando éstas se estudien, y se reajuste el presupuesto, decidirán cómo queda el proyecto, según indicaron desde el Consell. No hay fecha sobre cuándo podrá ejecutarse un Tren de la Costa que el expresidente Camps promocionó en el Reino Unido en 2009 y que el exconseller Flores presentó en Alicante hace dos años pidiendo la participación de la inversión privada a cambio de parte del billete.

Fomento tampoco sabe nada nuevo del Tren de la Costa. Ni pudieron informar sobre si afectan los recortes al Corredor Mediterráneo, línea ferroviaria transeuropea que discurre por el interior de la provincia, dejando fuera las Marinas, cuyo mapa definió la Comisión de Transportes de la UE en octubre, y que debe pagar el Gobierno de España. «Hay que esperar a los presupuestos», dijeron.

Así las cosas, parece lógico que el Ayuntamiento de Benidorm desmantelara este jueves la exposición que desde hace un año mostraba en el vestíbulo de la casa consistorial la llegada del AVE a la ciudad, casi convertido en ciencia ficción. El edil de Turismo, Juan Ángel Ferrer, no lo ve así. «Es un proyecto que debía estar hecho, que viene de la época de Aznar, que ha sido defendido por el PSOE, y al que ahora el Gobierno de España debe buscar financiación, aunque sea en el extranjero, porque sigue siendo necesario para Benidorm».

Edición de este domingo 11/03/2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *