El Ayuntamiento, obligado a pagar 4,1 millones por una sentencia judicial que el PP no recurrió cuando gobernaba

El Ayuntamiento de Benidorm se verá obligado a afrontar el pago de 4,1 millones de euros como consecuencia de una resolución judicial del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana sobre la expropiación de un suelo de 4.100 metros cuadrados en Foietes. Esa cantidad, sin embargo, supone multiplicar por diez el valor que el pleno del Ayuntamiento otorgó en el año 2004 a dicho suelo debido a que el gobierno del PP en aquellos años no se personó en el contencioso administrativo interpuesto por el propietario del terreno.

Según han explicado esta mañana el concejal de Urbanismo, Vicente Juan Ivorra, y la edil de Hacienda, Natalia Guijarro, el propietario del suelo solicitó años atrás la expropiación de su propiedad como consecuencia de un cambio de uso establecido en el PGOU. En el año 2006 el Jurado Provincial de Expropiación resolvió sobre ese terreno y al no estar de acuerdo con la valoración el propietario acudió a la vía judicial. “El Ayuntamiento debería haberse personado en la causa, pero no lo hizo” afirmó Ivorra, quien precisó que de haberse acordado el precio fijado por el pleno, el Ayuntamiento sólo habría tenido que pagar 260.000 euros por la finca. “Pero gracias a los concejales de Urbanismo de entonces, Agüera y González de Zárate, nos han condenado a multiplicar por diez la cantidad a pagar sin contar los intereses de demora”. 

Ivorra comparó esa situación con otra similar reciente en el Moralet en donde un propietario solicitó 47 millones de euros por su suelo y el Ayuntamiento acudió al Jurado Provincial de Expropiación consiguiendo rebajar esa cantidad en más de 40 millones de euros. “Mientras el PP multiplica por diez lo que hay que pagar, este equipo de gobierno divide entre ocho. Esa es la diferencia” sostuvo Ivorra.

La concejala Natalia Guijarro, por su parte, cifró en 4,1 millones de euros la cantidad a abonar calculados los intereses legales y recordó que “cuando en marzo de 2009 recae la sentencia no firma, el concejal de Urbanismo y el alcalde Pérez Fenoll no hicieron absolutamente nada por recurrirla”. Según aclaró Guijarro, fue el actual equipo de gobierno el que al llegar otra sentencia en 2011 designó un letrado para personarse en la causa. “Lo hemos intentado todo para que nos aceptaran los recursos, pero el TSJ nos ha dicho que ya era muy tarde. Eso es lo que pasa cuando se hacen las cosas con tan poca seriedad como las hacía el PP”. La edil culpabilizó a Pérez Fenoll y González de Zárate de “una gestión nefasta que ha propiciado esta sentencia”.

No obstante, la concejala señaló que la situación en el terreno afectado “es aún más rara” porque sobre dicho suelo ya se hizo una expropiación por parte de la Generalitat para construir el Parque de Foietes, que se valoró en 800.000 euros. “Sin embargo, el PP no fue capaz de decirle que había un contencioso con la propiedad del suelo y que esa valoración era muy superior a la aprobada por el Ayuntamiento en pleno años antes” dijo. Así las cosas, la Generalitat abonó 800.000 euros por ese terreno. Y a esa cantidad se le han de añadir los más de cuatro millones que debe pagar el Consistorio. “La dejación del PP, personalizada en González de Zárate y Pérez Fenoll, le cuesta al Ayuntamiento y la Generalitat casi cinco millones”.

La titular de hacienda explicó por último que su departamento está estudiando “todas las opciones que hay” para pagar lo que fija la sentencia “tratando de que el Plan de Ajuste no se vea muy afectado, pero hay que tener la seriedad que no tuvo el PP”.