Ayuntamiento y Diputación invertirán 120.000 euros en mejorar la seguridad vial

El Ayuntamiento de Benidorm y la Diputación Provincial de Alicante van a invertir 120.000 euros en mejorar la seguridad vial en cinco puntos de la ciudad con nuevos sistemas tecnológicos. El proyecto ‘Mejora Tecnológica de la Seguridad Vial’, redactado por el área de Ingeniería, ya tiene el visto bueno de la institución provincial –que aportará la mitad de la inversión, 60.000 euros- y el próximo lunes se aprobará en Junta de Gobierno Local, según ha informado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate.

El edil ha explicado que las cinco actuaciones contempladas en el proyecto “van a redundar en la seguridad vial de los peatones y también de los conductores”, y ha añadido que será el Ayuntamiento quien se encargue de licitar el proyecto, buscando obtener “mejoras” o “más medición de fibra óptica”.

La primera de las actuaciones consiste en instalar un sistema de control de accesos en la calle del Sacerdote Juan Rodríguez, restringiendo el paso sólo a los vehículos autorizados, reduciendo aún más así el tránsito del Paseo de Levante.

La actuación número 2 pasa por crear un cruce semafórico en la intersección de las avenidas del Mediterráneo y Mallorca con el que se creará un paso más seguro para los peatones. De Zárate ha señalado que este cruce semafórico es “muy reivindicado”, ya que se trata de “una zona que presenta un tráfico peatonal intenso” y en la que se han registrado “varios accidentes”.

El proyecto prevé también dos actuaciones relacionadas con la fibra óptica. La primera desarrollar esta red de comunicaciones en Poniente para poder implantar sistemas de control del tráfico que ya operan en el centro y en Levante, como cámaras o espiras de detección de vehículos. A parte de usos relacionados con el tráfico, la implantación de la fibra permitirá también poner en marcha, por ejemplo, sistemas de control de alumbrado público o agua potable.

Asimismo, el proyecto contempla conectar por fibra óptica los cruces semafóricos de las avenidas Comunidad Valenciana y Almirall Bernat de Sarrià, comunicando así los reguladores de tráfico y cámaras de tráfico de ambas vías. Esta conexión por fibra óptica permitirá retirar el radio-enlace WIMAX que hay ahora en la zona –que está infrautilizado-, y colocarlo en la intersección de la avenida del Doctor Severo Ocho con Archiduque Otto de Habsburgo, “un punto que en verano suele colapsarse por la cercanía de los parques Mundomar y Aqualandia”. El uso del sistema WIMAX permitirá “regular el tráfico desde el Centro de Control de la Policía Local en función del tránsito de cada momento para evitar atascos” sin necesidad de que haya agentes en el lugar.
Se calcula que las cinco actuaciones podrían estar ejecutadas a finales de abril y, por tanto, a pleno rendimiento durante el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *