Arrestados en Benidorm 8 miembros de una trama de contratos falsos para cobrar el paro

La Policía Nacional ha desarticulado una banda que operaba en distintos puntos del país, entre ellos Benidorm, y que ofrecía contratos de trabajo falsos a cambio de una cantidad de entre 225 y 300 euros para que los beneficiarios de dichos contratos pudieran cobrar el paro u obtener permisos de trabajo o de residencia para poder permanecer en el país. En total, la Policía ha arrestado a 62 individuos, entre los cuales ocho fueron localizados y arrestados en Benidorm, según informaron ayer fuentes policiales. A ellos también se suma otro ciudadano arrestado en la provincia, en este caso, en Orihuela. Hasta ahora se han identificado a menos de la mitad de los implicados, estafadores y estafados, de los cuales 38 son ciudadanos españoles y otros 24 son inmigrantes, la mayoría de origen marroquí.

Los investigadores cifran entre 125.000 y 450.000 euros el dinero que la trama habría defraudado a las arcas del Estado y, además, les acusan de la comisión de 139 presuntos delitos de falsedad y estafa, según los datos facilitados ayer por fuentes policiales, que indicaron que la operación aún no está cerrada.

Captados en bares y vía pública

Los detenidos captaban a sus víctimas en bares y vías públicas de las provincias de Albacete, Cuenca y Alicante, a quienes cobraban entre 225 y 300 euros por cada alta fraudulenta que hacían en la Seguridad Social. El fraude en cuotas impagadas supera los 125.000 euros desde finales de 2011, aunque la cantidad estafada a las arcas públicas se eleva a unos 450.000 euros, ya que algunos llegaron a cobrar el subsidio por desempleo o la renta mínima de inserción, según la información aportada ayer por el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, que dio cuenta de toda la operación policial llevada a cabo por agentes del Cuerpo Nacional para desarticular esta trama.

La sede, una empresa de Albacete

Entre los arrestados figura un empresario residente en La Roda (Albacete), y que responde a las iniciales F.A.A., de 35 años, que regenta una empresa de mantenimiento y de limpiezas y que tiene numerosos antecedentes. También se ha detenido a su principal colaborador, J.A.G.M., de 52 años, residente en Albacete capital.
Esta empresa es la que, según las investigaciones policiales, habría servido a la red para realizar la presunta estafa. Entre el último trimestre de 2011 y el primero de 2012, en plena crisis del sector de la construcción, donde se nutren estas empresas para desarrollar su actividad, la empresa ficticia tramitó 139 contratos laborales. Esta es la cifra de contratos falsos que se ha detectado hasta el momento por la Policía. Según la investigación, los mismos se habrían expedido a 129 pretendidos trabajadores, por los que no se ha pagado la correspondiente cuota a la Seguridad Social, lo que supone un fraude aproximado de más de 125.000 euros y la comisión de 139 delitos de falsedad y de estafa.

El fraude a la Tesorería General de la Seguridad respecto de la cuotas a la Seguridad Social, correspondientes a 9.336 días defraudados, unido a la percepción del subsidio por desempleo, otras prestaciones sociales, más los beneficios obtenidos por el titular de la empresa y su socio constituyen un perjuicio superior a los 450.000 euros.
Los 62 falsos empleadores han sido arrestados en numerosas localidades de la las provincias de Albacete, Alicante y Cuenca, donde operaba la red. En concreto, siete detenidos fueron localizados en La Roda, uno en Almansa, otro en Villarrobledo y41 en Albacete capital. En Cuenca hubo tres arrestados en Quintanar del Rey, mientras que en Alicante ocho miembros de la trama residían en Benidorm y uno en Orihuela. Fuentes policiales señalaron que la operación sigue abierta y que no se descartan nuevos arrestos.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *