Inicio » Actualidad Benidorm » El alcalde de Benidorm carga sobre los funcionarios el fracaso de su plan de ajuste

El alcalde de Benidorm carga sobre los funcionarios el fracaso de su plan de ajuste

Después de que el Pleno rechazara su plan de ajuste para pagar 57,7 millones de euros a los proveedores, el equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Benidorm ha decidido cargar sobre la plantilla de funcionarios el grueso de los recortes que tendrá que aplicar para equilibrar sus cuentas.

La concejal de Hacienda, Natalia Guijarro, anunció ayer en rueda de prensa que el Ayuntamiento dejará de pagar a partir del próximo 1 de mayo el complemento de productividad a toda la plantilla, con el fin de ahorrar un millón de euros al año. Como consecuencia de ello, la nómina de cada empleado municipal se reducirá entre 50 y 250 euros al mes.

En cambio, no se verán afectados por esta medida la decena de funcionarios afines al PSOE y al sindicato UGT a los que el alcalde Agustín Navarro ha colocado en puestos de coordinador: podrán seguir cobrando su complemento específico. En el caso del padre de la concejal Natalia Guijarro, que fue nombrado coordinador del departamento de diseño e imagen, mantendrá intacto su complemento de 900 euros al mes que el regidor socialista le otorgó discrecionalmente por decreto.

También conservarán sus privilegios, según denunciaron ayer fuentes sindicales, el coordinador de Recursos Humanos —una plaza que fue adjudicada al secretario de UGT en el Consistorio y miembro de la candidatura socialista en 2007, Daniel Caneiro—, el coordinador de Protocolo, Lorenzo Cervera —también militante del PSOE, y a quien el Consistorio pagó incluso un curso específico que puntuaba en el examen— o el coordinador de Centros Sociales, José Bernabé Sánchez Tena. Este último es miembro de la ejecutiva del PSOE de Villajoyosa y su mujer ha sido colocada como directora del centro social Tanit, situado en La Cala.

Ampliar la jornada laboral

Agustín Navarro también anunció ayer su voluntad de ampliar la jornada laboral de la plantilla a 37 horas y media —si bien esta medida deberá ser planteada antes en la mesa general de negociación— y negociar con la contratista FCC para reducir en un 25% el canon anual que percibe por el servicio de recogida de basura y limpieza viaria. De esta forma, la contrata se abarataría en 4 millones de euros al año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *